De Jefe de Prensa a bailarín amateur: Spicer podría aparecer en concurso de baile

Sean Spicer, quien por seis meses fue el Jefe de Prensa de la Casa Blanca, y divirtió a chicos y grandes con su (falta de) habilidad para esquivar preguntas y para (no) dar respuestas inteligentes, podría ser contratado por el programa de concursos Dancing With The Stars, según reportes de varios medios estadounidenses.

Desde el viernes pasado, Spicer se quedó, de la noche a la mañana, sin trabajo, aunque le prometió  al Cheeto presidencial que se quedaría en el puesto hasta finales de agosto para asesorar al nuevo Director de Comunicaciones, Anthony Scaramucchi (justo por quien renunció).

Faltan muy pocos días para agosto, así que Spicer ha tenido que empezar a buscar chamba y toda la semana estuvo en la ciudad de Nueva York, entrevistándose con las principales cadenas de medios: tanto él como las televisoras saben que atrae espectadores, que sabe mucho de la administración de Trump y que podría cobrar una buena cantidad tan sólo por aparecer como invitado a programas de entrevistas, shows nocturnos o por ser un colaborador de tiempo completo en los noticiarios. (Vía: Variety)

Sin embargo, el diario Page Six reveló que tenía información desde dentro de ABC, la cadena que produce Dancing With The Stars (la versión original de Bailando por un sueño), de que han iniciado pláticas con Sean y su representante. Aunque es muy pronto para hablar de que Spicer estará en la siguiente temporada, la aparición de otros políticos republicanos en el show no hace que la idea sea tan descabellada. (Vía: Page Six)

El año pasado, tras perder la candidatura a la presidencia de su partido, el actual secretario de Energía (y reciente víctima de trolleo ruso) Rick Perry fue el último político que participó en el show… aunque fue eliminado en la segunda semana.

El viernes pasado, cuando se hacía pública la renuncia de Spicer, el actor de Scrubs, Zach Braff, tuiteó que ya le urgía verlo en la nueva temporada de Dancing With The Stars, ahora, la esfera tuitera le anda pidiendo que pronostique la renuncia de Trump… ¡si tan solo fuera así de fácil!