Rusia produce primer lote de vacuna contra Covid-19; se distribuye este mes

La producción ocurre pese a advertencias de la OMS y científicos de no detener las pruebas antes de tiempo
(Imagen: Pixabay)

A inicios de agosto, Rusia dio a conocer que su vacuna pasó una prueba y casi inmediatamente el presidente, Vladimir Putin, anunció que comenzarían a distribuirla en su población. Ahora, medios informaron que Rusia ha producido su primer lote.

De acuerdo con la agencia de noticias independiente Interfax, el Ministerio de Salud dio el anuncio de la producción. Sin embargo, algunos científicos señalaron que esta vacuna podría ser problemática debido a que el gobierno de Putin podría estar interponiendo el prestigio nacional sobre la seguridad.

De hecho, Alexander Chuchalin, el neumólogo principal de Rusia, renunció la semana pasada tras intentar bloquear el registro de la vacuna contra el coronavirus.

La vacuna SPUTNIK V comenzó a ser producida para su distribución sin llegar a las fases finales que comúnmente sigue uno de estos medicamentos antes de hacerse accesible para la población. La última fase de una vacuna suele ser la aplicación de pruebas sobre miles de participantes. La SPUTNIK V no pasó de las decenas.

El gobierno de Putin, pese a las pruebas que faltan, anunció que la vacuna se lanzará a la población a finales de agosto.

El mandatario ruso ha expresado que, con este avance, su país ha ganado la carrera por conseguir la vacuna contra el Covid-19.

El nombre de la vacuna hace alusión al primer satélite lanzado al espacio desde la Tierra en 1957, el Sputnik V. Esta fue desarrollada por el Instituto Gamayela de Moscú.

Según Vladimir Putin es “suficientemente eficaz, crea inmunidad estable y ha superado las verificaciones necesarias”. El mandatario añadió que una de sus hijas, quien se ofreció como voluntaria, ya recibió la vacuna Sputnik V y se encuentra estable.

El anuncio de la producción de este lote de la vacuna ocurre a días de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidiera a Moscú que fueran cautelosos con su desarrollo y aplicación. Por otro lado, expertos en salud alrededor del mundo han advertido que esta vacuna es poco confiable, debido a que lleva menos de dos meses de desarrollo y el Instituto Gamayela de Moscú no ha compartido la totalidad de los datos de los ensayos médicos.

Con información de Clarín y UnoTV