Renuncia Cunha, creador del ‘impeachment’ contra Rousseff

Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, ha anunciado que renunciará a su cargo, pero seguirá siendo diputado. La renuncia se da después de ser suspendido por una investigación judicial en la que es acusado de corrupción.

“Es público y notorio que la casa (Cámara de Diputados) está acéfala, fruto de un interinato bizarro, que no condice con lo que el país espera del nuevo tiempo tras la suspensión de la presidenta de la República, y solo mi renuncia podrá poner fin a esa inestabilidad”

Cunha era uno de los aspirantes para reemplazar a Dilma Roussef, en caso de que la presidenta brasileña fuera destituida de su cargo. El presidente de la Cámara de Diputados señaló que no tiene margen de acción, pues ahora es perseguido por iniciar el proceso que tiene a Rousseff a punto de ser destituida.

“Sufrí y sufro muchas persecuciones en función de las pautas (de votación en la Cámara). Estoy pagando un alto precio por haber dado inicio al impeachment. La principal causa de mi alejamiento reside en ese proceso de impeachment

Cunha es identificado como uno de los principales impulsores del juicio político que enfrenta la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Mientras estuvo al frente de la Cámara Baja, autorizó el impeachment contra Rouseff. Este juicio político, por supuestas irregularidades financieras, rompería con los 13 años que se ha mantenido el Partido de los Trabajadores (PT) en la presidencia.

Durante su gestión, Cunha bloqueó varias iniciativas del PT y llegó a manejar la agenda política del país. Pero en mayo, el Tribunal Supremo de Brasil indicó que debía ser separado de su cargo por violar los procedimientos internos de la Cámara. En junio, la comisión de ética confirmó el fallo del tribunal, pero dejó la decisión al pleno.

El procurador general de Brasil ha acusado al expresidente de la Cámara de intentar interferir en la investigación por casos de corrupción en Petrobras. Por esa razón, el Ministro de la Corte, Teori Zavascki, sentenció que debía ser destituido.

Aunque Cunha no reconoce los cargos en su contra, en los últimos meses ha sido acusado por varios delitos, entre los que destacan corrupción y lavado de dinero.

También se sospecha que ha recibido sobornos millonarios por aprobar contratos de Petrobras. Por lo pronto, Suiza ya ha confirmado que tiene cuentas en ese país de por lo menos 5 millones de dólares. De hecho, el motivo del juicio es por no haber declarado esas cuentas en el extranjero, pues se sospecha que ha recibido esa cantidad a cambio de favores políticos.

Corte suspende a opositor de Rousseff

Las denuncias en su contra se han acumulado. El lunes pasado fue acusado de entrar ilegalmente a Furnas, otra empresa investigada por la corrupción en Petrobras. Además, el Tribunal Supremo y la Procuraduría General aseguran que ha utilizado su cargo para intimidar a los diputados del consejo de ética de la Cámara de diputados que dirigían la investigación en su contra.

No se sabrá si Cunha será expulsado de la Cámara de Diputados hasta que se elija un nuevo presidente. Mientras tanto, espera que continúe el proceso judicial contra Rousseff, acusada de firmar, sin autorización del Congreso, decretos que alteraban los presupuestos y de contratar créditos para el Gobierno con la banca estatal. Por lo pronto, la presidenta brasileña ha presentado una carta al Tribunal Superior de Brasil para que anule el proceso.