Ratko Mladic, “el carnicero de Bosnia”, sentenciado a cadena perpetua por genocidio en la ex Yugoslavia

La guerra de Yugoslavia o guerra de los Balcanes, ocurrida entre los años 1992 y 2001, fue el conflicto armado producido por el surgimiento de movimientos de corte nacionalista, étnico y religioso que florecieron durante la crisis del comunismo y que terminaron por desintegrar al estado yugoslavo.

Recordemos que la ex Yugoslavia estaba conformada por lo que actualmente es Serbia, Montenegro, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Albania, Eslovenia, Kosovo y Macedonia. Internamente convivían distintas etnias como: eslavos, macedonios, croatas y demás, así como grupos religiosos de cristianos, ortodoxos, judíos y musulmanes.

Los nacionalismos de corte étnico y religioso provocaron una guerra cuyo saldo no era visto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial: 200 mil muertos y millones de desplazados. Además, durante el conflicto se llevaron a cabo crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y genocidio, sobre todo contra la población musulmana de Serbia, Bosnia y Kosovo.

Uno de los principales responsables de estos crímenes fue el general Ratko Mladic, conocido como “el carnicero de Bosnia”, a quien entre otras cosas se le atribuye responsabilidad en el genocidio de 8 mil personas que incluyen hombres, mujeres y niños durante la masacre Srebrenica (el mayor asesinato en masa después de la Segunda Guerra Mundial) y el sitio de Sarajevo de 24 meses.

Se dice que en la masacre en la comunidad musulmana de Srebrenica, Mladic ordenó que hombres y niños fueran separados de sus madres, esposas e hijas, para después ser asesinados a tiros y tirados a una fosa común. (Vía: BBC)

Mladic fue acusado en 1995 por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, el cual es un cuerpo de la Organización de las Naciones Unidas, de los delitos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Sin embargo, el general Mladic permaneció prófugo hasta 2011 al amparo de los gobiernos, primero de Serbia y luego de Bosnia-Herzegovina; de hecho Mladic tuvo una vida tranquila y llena de lujos hasta el día de su captura.

Fue hasta el día de hoy cuando el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia declaró culpable a Ratko Mladic después de un juicio de 6 años; se le sentenció a cadena perpetua por los delitos de exterminio, genocidio, asesinato, traslado forzado, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Mladic es considerado un héroe por lo grupos de extrema derecha nacionalista de Serbia y Bosnia, de hecho, una encuesta publicada en 2009 por el canal serbio B92, cuando todavía estaba prófugo, arrojó que solo el 14% de los serbios denunciaría el paradero de Mladic, mientras que el 65% no daría esa información. (Vía: BBC)