El primer genocidio del siglo XX fue perpetrado por Alemania y no fue el Holocausto

Alemania

En el imaginario colectivo se piensa que el primer genocidio sistemático perpetrado en el siglo XX fue el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial, en donde la Alemania Nazi exterminó a través de distintos métodos a unos 5 millones de judíos. Hay procesos históricos ocultos, dejados de lado, procesos de los que poco se habla o investiga, un sin fin de hechos han pasado desapercibidos por décadas, o incluso por siglos, entre ellos encontramos los que sucedieron en África durante el brutal colonialismo europeo, en donde prácticamente todo el continente fue víctima de saqueos, despojos, matanzas y desplazamientos a manos de los colonizadores de distintas naciones europeas.

Esa historia periférica es la del primer genocidio del siglo XX perpetrado por Alemania en lo que hoy es Namibia, país situado al norte de Sudáfrica que a finales del siglo XIX se separó para pasar a ser una colonia alemana. Este crimen contra la humanidad sucedió entre 1904 y 1906 cuando soldados alemanes iniciaron una campaña sistemática de exterminio generalizada contra la población nativa, con el fin de liberar espacios para la ocupación territorial de población colona.

Esos territorio estaban poblados por dos grupos, los Ovaherero y los Nama, se estima entre los dos grupos sumaban unas 100 milo personas, de las cuales fueron asesinadas unas 80 mil durante la campaña de exterminio de Alemania. Dicha campaña fue generalizada hacia toda la población, es decir, fue dirigida a hombres, mujeres y niños sin excepción, además de que se perpetraron un sinnúmero de violaciones contra las poblaciones femeninas, a tal grado que casi el total de la poca población que queda de esos grupos en nuestros días, tiene algún parentesco con algún alemán.

Dicho genocidio en Namibia fue totalmente público en su tiempo, incluso se hacia propaganda al respecto respecto al envío de cráneos de las víctimas a Alemania para hacer investigación relacionada a la superioridad racial de los blancos sobre los negros. La matanza comenzó cuando estos dos grupos se rebelaron contra la ocupación alemana y enviaron a sus guerreros, ante esto, el ejército alemán reaccionó de manera totalmente brutal y desproporcionada, ya que el Keiser Guillermo II, envió más de 10 mil efectivos a socavar la rebelión, ese hecho fue el principio del fin para los Nama y los Ovaherero. 

Actualmente el gobierno alemán y el de Namibia se encuentran en negociaciones para que Alemania pida una disculpa pública ante la comunidad internacional por este hecho y el gobierno de Namibia la acepte, con el fin de empezar a sanar las heridas producidas por el brutal colonialismo de siglos anteriores en la región. El problema es que las comunidades afectadas, así como los grupos vulnerados quieren que por una parte, Alemania acepte el genocidio, por tanto la disculpa tiene que venir desde la Cancillería; por otro lado se busca que además Alemania indemnice, ya sea a Namibia o a lo que queda de las poblaciones tal y como lo hicieron con las víctimas del Holocausto.

Ante esto, el representante del gobierno alemán para la negociación, Ruprecht Polenz, señaló que no indemnizarán a las víctimas, sino que buscarán colaborar con el gobierno de Namibia para generar proyectos de desarrollo e infraestructura para impulsar la economía de ese país. Ante esto, los pueblos afectados señalaron que de nada sirve esa propuesta debido a que siguen siendo poblaciones minoritarias y excluidas en ese país, ya que la mayoría de los sobrevivientes Ovahehero y Nama viven en pobreza extrema. 

Si bien este genocidio no tuvo las dimensiones y la sistematización que tuvo el Holocausto, no deja de ser un acto brutal que se tiene que recordar y del que se tiene que hacer justicia. Para muchos especialistas, este suceso no debe entenderse como un hecho que de manera causal desató el Holocausto, si debe entenderse como un parteaguas de lo que sucedió después durante la época nazi, ya que fue ahí donde se mostró los niveles de aceptabilidad que podía tener el uso de la fuerza por parte de Alemania. (Vía: BBC)

Publicidad