Primer debate presidencial: rumbo a las elecciones en EEUU

El día de hoy, 26 de septiembre de 2016, se llevará a cabo el primer debate presidencial entre el candidato republicano, Donald Trump, y la candidata demócrata, Hillary Clinton, en punto de las 8 de la noche, mismo al que podrás dar seguimiento a través de los canales CBS, NBC, ABC, Fox, PBS, Univision, CNBC, CNN, Fox News, entre otros.

Esta noche, por primera vez, podremos observar a los candidatos presidenciales enfrentarse y defender los temas que los americanos consideran más apremiantes: “La dirección de América”, “Alcanzado la prosperidad” y “Asegurar América”, lo que nos remite a temas económicos, políticas neoproteccionistas, racismo y terrorismoseguridad– y migración.

Cada uno de estos temas serán tratados en 90 minutos y cada uno será dividido en 2 segmentos que tendrán una duración de 15 minutos. Los candidatos deberán responder las preguntas que el moderador, Lester Holt, lanzará.

Hillary Clinton ha logrado mantenerse a la delantera en las encuestas -con un 52.5% de preferencia frente al 47.5% de Donald Trump-, pero los debates constituyen una oportunidad para ganar la confianza de los votantes y así sumar simpatizantes a las campañas.

Los analistas consideran que Donald Trump continuará mostrando una imagen agresiva, lanzando insultos y que se contentará con atacar a Hillary Clinton procurando desacreditarla para así sumar puntos, mientras que la candidata demócrata procurará debatir con argumentos académicos, meticulosamente estudiados, dejando claro que es ella quien tiene experiencia en materia política debido a que ha desempeñado cargos en el gobierno en más de una ocasión. (Vía: Vox) Por un lado, se considera que uno de los puntos fuertes de Trump es el que concierne a la seguridad. El magnate ha utilizado problemas coyunturales, como los tiroteos acontecidos en los últimos meses, para desacreditar al presidente actual, simpatizante de Hillary Clinton.

El tema que refiere a la inmigración ilegal en los Estados Unidos también ha servido al empresario para sumar norteamericanos a su causa, a pesar de los calificativos que se le han atribuido tales como racista o xenófobo, mismos que la candidata utilizó para describir a aquellos que no la apoyan. Esto quiere decir que México estará presente en el debate y también que es un tema que dará ventaja a Hillary, quien en varias ocasiones ha hablado de una reforma migratoria que beneficiaría a cientos de individuos que hoy trabajan de manera ilegal en el país del norte, mismos que al ser integrados, estarían pagando impuestos y contribuyendo al crecimiento económicos del país.

Pero la migración no es el único tema que hará presente a nuestro país en el primer debate presidencial estadounidense, en materia económica muy probablemente se hablará sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y si este debe renegociarse o cancelarse de una vez por todas.

Por otro lado, todo lo relacionado con terrorismo es terreno peligroso para Clinton debido a que son muchos los que aseguran que ISIS tuvo su nacimiento en el año 2009, cuando la candidata a la presidencia ocupaba el cargo de Secretaria de Estado, aunque existen otros que sitúan el nacimiento de la organización terrorista en el atentado del 11 de septiembre del año 2001.

Tom Ashbrook, del diario electrónico On Point, lo resume de la siguiente manera:

“Trump, la estrella de TV. El bully en el primer debate. El humillador ordinario. Clinton, la veterana de muchos debates. La ñoña de la política enfrentando al matón de la calle.”

El primer debate presidencial puede resumirse en un asunto de imagen. Clinton tiene carrera política y sabe cómo discutir sobre los temas que se presentan pero Trump es un candidato que ha hecho crecer su figura y engrandecer su imagen mediante la critica a sus adversarios, recurso que no dudará en utilizar esta noche. Por lo que seguramente Hillary deberá estar preparada para las criticas y entrenada para confrontarlas con la habilidad que ha desarrollado ocupando cargos dentro del gobierno.

Por lo temas elegidos a tratar, podemos asegurar que quien ha marcado tendencia es el empresario que ha hablado en numerosas ocasiones sobre un muro, sobre deportaciones, sobre cancelar el Tratado de Libre Comercio por las desventajas que representa para su país, sobre Clinton y su relación con ISIS y sobre las limitadas capacidades de mexicanos y chinos, quizás muchas de sus acusaciones sean mentira por lo que ciudadanos han sugerido que el moderador del debate desmienta a Trump cada vez que este se atreva a decir alguna mentira, al que acusó de ser demócrata cuando este es un republicano registrado. (Vía: Vox)

En suma, podemos decir que el primer debate presidencial no solo es importante para los estadounidenses, sino también para nosotros los mexicanos ya que mucho de lo que se hablará nos atañe y traerá consecuencias importantes para México, tanto económicas como políticas y sociales.

En Wadafact se habló de una encuesta realizada por el Grupo Reforma sobre la preferencia de los mexicanos por un candidato u otro, y sobre los beneficios que tiene el TLCAN para el país.

Si bien la visita de Donald Trump a México despertó sentimientos negativos en todos nosotros, es importante recordar que lo que se juegan son intereses y que estos terminarán repercutiendo a nuestra nación, a los mexicanos que trabajan en empresas estadounidenses, a todos los que tuvieron que salir del país y a nuestros propios empresarios que hoy dependen del libre comercio.

Seguir los debates presidenciales es importante y nos ayudará a comprender las decisiones que tomen hoy los gobernantes mexicanos tratando de adelantarse a un futuro nada alentador; ya lo vimos con la depreciación del peso frente al dólar después de que Donald Trump ganara unos puntos en las encuestas.

Publicidad