Planean producir semillas híbridas de Quinua

Quinua

En los últimos años, el grano de Quinua ha sido uno de los productos que más se han beneficiado por el “boom” de los alimentos saludables, se ha comprobado que ese grano es rico en proteínas, no contiene gluten y con un mínimo contenido de carbohidratos. Los precios de dicho producto han ido en aumento en los últimos años debido a que por una parte, la demanda se ha incrementado considerablemente y, por otra parte la oferta es muy reducida debido a que es un producto endémico de la región de los Andes, de ahí que solo se produzca en países como Perú, Bolivia y Ecuador.

El cultivo de Quinua es producido en zonas con altitud y clima frío, de ahí que la región andina sea la más adecuada para que se desarrolle dicho producto, aunque hay otras regiones donde es posible cultivarla.  Esta condición de cultivo endémico dio buenas utilidades  a los productores de este grano debido a la sobredemanda proveniente de todas partes del mundo dispararon los precios del cultivo, lo que produjo que se impulsara el desarrollo de algunas regiones de Bolivia, Perú y Ecuador, las cuales se encontraban con niveles altos de pobreza.

No obstante, un grupo de científicos de distintas universidades han investigado en los años recientes la composición del genoma de la Quinua con el fin de generar semillas híbridas que se adapten a otros tipos de clima y altitud, para que sean cultivadas en otras regiones del mundo. Es decir, que a través del conocimiento de la genética de la planta es posible hacer modificaciones con el fin de que sea posible cultivarla en otras partes del mundo, lo cual significaría aumentar el volumen de producción, lo que traería consigo una disminución de su precio, lo que mayor población tendría acceso al producto.

El desarrollo de estos híbridos o semillas modificadas permitirían bajar los costos de producción ya que por ejemplo se podrían eliminar o disminuir el desarrollo de saponinas, que son un compuesto tóxico que produce naturalmente la planta para defenderse de los depredadores y que eliminarla del cultivo implica altos costos para los productores. Asimismo, el desarrollo del híbrido traería consigo mayores rendimientos y menor uso de agua, lo cual puede beneficiar a productores con suelos más pobres.

Hay que recalcar la diferencia entre híbrido y transgénico, en el caso de la Quinua no se trata de un transgénico, ya que implicaría que a la planta se le injerten genes de otras especies vegetales o animales para mejorar su crecimiento, rendimiento, resistencia y adaptabilidad. Aquí se trata de hibridación que es activar o desactivar genes de la propia planta para generar semillas mejoradas que se adapten a distintos entornos naturales y generen mejores rendimientos.

Para la comunidad científica el resultado de  estas investigaciones son muy importantes ya que aumentar la producción y reducir el precio de este grano altamente nutrimental ayudaría aumentar la producción mundial de alimentos, ya que del grano se podría fabricar pan y otros alimentos derivados. Asimismo, en términos puramente científicos, la decodificación del ADN de la Quinua permite identificar genes clave que controlan ciertos rasgos agronómicos, además de que permite identificar la variabilidad genética de los cultivos, tal y como señaló Sven-Erik Jacobsen de la Universidad de Copenhague en Dinamarca. (Vía: BBC)

Publicidad