Apuñalamiento y decapitación en Niza fue un ataque terrorista

El alcalde de Niza, Christian Estros describió el incidente como un "ataque terrorista" e "islamofascismo"
(Imagen: Twitter @CatholicArena)

Un atacante con un cuchillo mató al menos a tres personas e hirió a varias más en una iglesia en la ciudad francesa de Niza. Es un incidente que el alcalde de la ciudad describió como un “ataque terrorista” e “islamofascismo”.

El alcalde Christian Estrosi informó en Twitter que el atacante había sido arrestado tras recibir impactos de bala de la policía. Los medios franceses reportaron que el sospechoso estaba en el hospital.

Estrosi dijo que una de las víctimas fue asesinada de manera “horrible”, “como el profesor”. Esto es una referencia al ataque contra el profesor de francés Samuel Paty, quien fue decapitado a plena luz del día a principios de este mes.

(Imagen: Twitter @cestrosi)

El motivo exacto del atacante no estaba claro. Pero el propio alcalde de Niza reportó  que el sospechoso había “repetido interminablemente ‘Allahu Akbar’ (Alá es el más grande)”.

Tensiones entre Francia y el mundo musulmán

La policía no ha sugerido el motivo del ataque en Niza. El incidente se produce en medio de crecientes tensiones entre Francia y el mundo musulmán por el reciente discurso del presidente francés, Emmanuel Macron, en el que dijo que el Islam estaba en “crisis”, y en medio de un renovado apoyo público en Francia al derecho a mostrar caricaturas del profeta Mahoma. En algunos países ha habido llamamientos a boicotear los productos franceses.

Las caricaturas, que son profundamente ofensivas para los musulmanes, son parte de un renovado debate sobre la libertad de expresión después del asesinato de Paty.

La situación empeoró después de que una caricatura sobre el presidente de Turquía, Erdogan, apareciera en la revista satírica Charlie Hebdo,  recordada por el ataque sufrió en 2015.

Otros intentos de ataque en Francia

El ataque en Niza no fue el único.

Un hombre armado con un cuchillo largo fue arrestado en la ciudad de Lyon, en el sureste de Francia, cuando estaba a punto de abordar un tranvía, dijo a la AFP una fuente cercana a la investigación.

El sospechoso, un ciudadano afgano de unos 20 años, ya había sido señalado a los servicios de inteligencia franceses. “Llevaba un cuchillo de 30 cm y parecía listo para actuar”, dijo a la AFP Pierre Oliver, alcalde del Segundo Distrito de Lyon.

Actualmente está siendo interrogado y probablemente se someterá a un examen psicológico, aseguró la fuente a la agencia de noticias.

También se reportó un intento de ataque en Aviñón, donde un individuo gritó “Allahu Akbar” tras amenazar a los transeúntes. Fue abatido por la policía.  Mientras tanto, un guardia del consulado francés en Yida, Arabia Saudita.

Hasta el momento se desconoce si estos ataques están relacionados con el de Niza.

Miedo en Francia

Tras en ataque en Niza, la gente de Francia ha recordado los ataques terroristas que han sufrido en su suelo en los últimos años. El nivel de amenaza terrorista en Francia fue elevado a los niveles de 2015-16, tras los terribles ataques terroristas a Charlie Hebdo, la masacre en el Bataclan, el asesino de camiones de Niza y el asesinato del padre Hamel en su iglesia en Rouen.

Sin embargo, tras el brutal asesinato de Sam Paty, parece que estos ataques de 2020 han perturbado más profundamente a los franceses.

Sobre todo por el contexto. La respuesta a la defensa del secularismo de Macron tras la muerte de Paty, dio pie a amenazas que no tardaron en convertirse en acción.

Todo lo anterior sumado al nuevo estado de toque de queda por el aumento de casos de COVID-19, da un escenario ominoso para el pueblo de Francia, que tiene mucha razón para sentirse temeroso y desorientado.

Publicidad