Niño lleva gomitas de marihuana a la escuela; es la misma donde una niña llevó un tequila

Este caso ocurre a un mes del que ocurrió con la niña que se emborrachó con tequila.
Losmenores empezaron a sentirse raros sin poder describir su síntoma (Foto: Pixabay/YouTube FOX 2 Detroit)

Aún sin haber superado su última polémica, un colegio volvió a estar en el ojo mediático luego que se reportara que un niño llevó gomitas de marihuana a la escuela, la misma donde un mes antes una niña llevó un tequila y se alcoholizó con otras estudiantes.

De nueva cuenta el colegio Grand River de Livonia, que se ubica en Michigan, Estados Unidos, reportó que uno de sus pequeños estudiantes ingresó al salón de clase con una bolsa de gomitas, algo que se tomó normal en un inicio al tratarse de golosinas.

Sin embargo, la situación se salió de control cuando el menor comenzó a compartir sus dulces con los compañeritos quienes empezaron a sentirse mal y extraños. Fue tras la salida de la escuela que uno de los menores le dijo a su mamá que se sentía raro sin saber cuál era la sensación que tenía. “Todo lo que decía era que se sentía raro”, expresó Kristle Morton sobre su hijo.

Es la misma escuela que reportó a una niña con un tequila (Foto:YouTube FOX 2 Detroit)

Preocupada, decidió llevarla al hospital cercano y ahí, tras un rápido análisis, descubrieron que el menor estaba reportando los efectos de la marihuana, además que los dulces tenían THC, el principal activo del cannabis.

Tras la notificación a la madre, Kristle responsabilizó tanto a los padres del menor que repartió sus gomitas, así como al colegio por no haber hecho nada al respecto. Por otra parte, la policía ya comenzó las investigaciones para saber cómo es que el niño consiguió la droga.

Sobre lo que ocurrió, el colegió dijo estar consternado y aseveró que “los padres deben asumir la responsabilidad de mantener este tipo de productos fuera del alcance de sus hijos”.

El niño llevó gomitas de marihuana y repartió a sus compañeros (Foto: Pixabay.com)

Este es el segundo caso que ocurre, el primero sucedió en abril, cuando una niña introdujo una bebida que se comercializa como “limonada para adultos”. Tras ingerirlo, otras tres alumnas y la propietaria presentaron síntomas de mareos y aturdimiento, esto tras darle varios sorbos a la mezcla. El diagnóstico fue que estaban ebrias.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO