Hombre negro fue asesinado en Dinamarca por hombres con tatuajes nazis

Aunque las autoridades aseguran que no se trató de un crimen de odio
(Imagen: Twitter / Ragglock)

El asesinato de un hombre negro en una isla de Dinamarca por parte de dos hermanos blancos, uno de los cuales según los medios locales tenía un tatuaje nazi en su pierna, provocó gritos de justicia después de que un fiscal negó cualquier racismo en el asesinato.

También te recomendamos: La muerte de George Floyd: racismo en la era de los teléfonos celulares

El hombre de 28 años de ascendencia danesa y tanzana fue golpeado, apuñalado y encontrado muerto a principios de este mes en un bosque en Rønne en la isla de Bornholm, informó el periódico de Dinamarca, Ekstra Bladet. El periódico DR informó que los atacantes del hombre también presionaron su rodilla contra su cuello, haciendo una comparación con la muerte de George Floyd en Minneapolis. (Vía: New York Times)

Manifestación por la muerte de un hombre negro a manos de dos hombres con inclinación hacia la extrema derecha enD Dinamarca (Imagen: Twitter / Ragglock)

El fiscal Bente Petersen Lund, sin embargo, dijo que si bien la policía consideró las motivaciones racistas en el asesinato, creen que una relación previa entre los hombres jugó un papel. (Vía: New York Times)

El New York Timesidentificó a la víctima como Phillip Mbuji Johansen, pero los dos agresores acusados ​​no han sido identificados.

La madre de Johansen, que tampoco fue identificada, declaró que su hijo había estado en contacto en Facebook con al menos uno de los hombres que supuestamente lo atacaron. (Vía: New York Times)

(Imagen: Twitter / Ragglock)

Uno de los hermanos tenía un tatuaje de una esvástica en la pierna, mientras que el otro expresó su apoyo a un grupo de extrema derecha en línea. (Vía: New York Times))

De acuredo con los medios locales, Johansen estaba en una fiesta la noche en que fue asesinado y fue invitado a tomar una cerveza en el bosque más tarde en la noche. La madre de Johansen contó que su hijo era callado y tranquilo y no causaba problemas. (Vía: New York Times)

Johansen creció en Bornholm, pero había estado viviendo en Vordingborg, en Zelanda, la isla danesa más grande y poblada que también alberga Copenhague, donde estudiaba para convertirse en ingeniero.

“Es muy trágico. Mi hijo era un joven tan dulce y cariñoso”, dijo la madre de Johansen. (Vía: New York Times)

Con información de New York Times