Clérigo llama “prostitutas gratuitas” a las mujeres casadas por el civil

Pertenece a la iglesia ortodoxa rusa y sus palabras han desatado una oleada de críticas
(Imagen: Wikicommons)

Un clérigo de la iglesia ortodoxa de Rusia, Dimitri Smirnov, ha provocado la ira pública al llamar “prostitutas baratas” a las mujeres casadas por el civil .

También te recomendamos: Documental expone casos de abuso sexual en la iglesia de Inglaterra

El arcipreste Dimitri Smirnov, que ya ha generado polémica por decir que los abortos son “peores que el Holocausto” y al comparar a los jóvenes de hoy con “gallinas flacas”, añadió recientemente que las mujeres rusas “no saben qué es el matrimonio”. (Vía: RT)

“No quieren decir [las mujeres] ‘soy una prostituta gratuita’, por eso dicen ‘estoy casada por el civil ‘,”, dijo Smirnov. “No, sólo proporcionan servicios de forma gratuita, porque nadie lo considera una esposa”, dijo en una reunión de la comunidad ortodoxa publicada en línea la semana pasada. (Vía: RT)

Irina Kirkora, subdirectora de la comisión de derechos humanos del presidente Vladimir Putin, criticó las declaraciones de Smirnov como “humillantes y ofensivas”. (Vía: RT)

Dimitri Smirnov (Imagen: Wikicommons)

“¿Podemos llamar a los hombres que viven en una unión civil también algo?” La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, le preguntó a la Iglesia Ortodoxa de Rusia tras las declaraciones de Smirnov.

Oksana Pushkina, vicepresidenta del Comité de la Duma Estatal sobre Familia, Mujer y Niños, escribió en su canal de Telegram que es “especialmente desagradable” escuchar las palabras de Smirnov, llamándolo el “representante más odioso” de la iglesia ortodoxa.(Vía: RT)

La iglesia ortodoxa  calificó los comentarios de Smirnov como “un intento fallido de trolleo”. (Vía: RT)

Smirnov encabeza una comisión patriarcal por los derechos de los niños y las madres. Sus comentarios sobre las mujeres se  producen en medio de propuestas para agregar una línea a la Constitución de Rusia que defina el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer. Al comentar sobre los cambios propuestos, Putin prometió no legalizar el matrimonio homosexual mientras estuviera en el Kremlin.

Putin se ha alineado estrechamente con la iglesia ortodoxa de su país y ha tratado de distanciar a Rusia de los valores liberales occidentales durante sus dos décadas en el poder.

Con información de RT

Publicidad