Mujer china recurrió a la justicia para congelar sus óvulos

En su país las mujeres tienen prohibido este procedimiento a menos que estén muy enfermas
Mujer china recurrió a la justicia para congelar sus óvulos. (Imagen:Twitter)

Una mujer en China recurrió a a instancias jurídicas para solicitar congelar sus óvulos, pues en dicha nación este procedimiento está prohibido para las mujeres que no están casadas.

También te recomendamos: Gestación subrogada en México, ¿regular o abolir?

Teresa Xu, una mujer soltera de 31 años de edad acudió a un hospital para congelar sus óvulos en el 2018, sin embargo, su solicitud le fue negado.

Tras negarle el procedimiento médico, el personal le aconsejó “mejor casarse” y, posteriormente, tener hijos. Tras enfrentarse ante lo que consideró una ley injusta, Teresa Xu decidió acudir a instancias jurídicas para impugnar las leyes.

Las clínicas rechazan a las mujeres solteras a causa de leyes injustas. Pero hay una demanda enorme entre las jóvenes en China, tanto solteras como casadas, para congelar sus óvulos porque eso les permite retrasar el momento de tener un hijo, asegura la treintañera trabajadora independiente para redes sociales”. (Vía: ElEspectador)

Lo declarado por Teresa Xu se inscribe a un contexto laboral y económico en el que las mujeres chinas se internan por varios años en el mercado laboral y atrasan la maternidad, en caso de querer ejercerla.

La vida en pareja y matrimonial también se ha visto reducida, pues según estadísticas, la tasa de nupcialidad ha descendido en los últimos cinco años. De manera que, el año pasado se llevaron acabo 7,2 matrimonios por cada mil habitantes.

Esto contrasta con una cultura en la que el matrimonio es una de las instituciones con más influencia en la sociedad. Muchas mujeres, tras los 26 años comienzan a sentirse presionadas tanto por contraer nupcias como por tener desendencia:

muchas mujeres en la treintena sufren una presión enorme para casarse y tener un hijo“, asegura Teresa Xu”. (vía: ElEspectador)

Teresa Xu explica que incluso teniendo un hijo las mujeres enfrentan obstáculos en su ámbito profesional que no les permiten desarrollarse de manera plena:

“Pero muchas no quieren” tener un hijo “porque tienen miedo de que su carrera se estanque o que sean víctimas de discriminación en el trabajo“, lamenta Xu. (Vía: ElEspectador)

Por su parte, Teresa Xu decidió impugnar la ley que le prohibe a las mujeres solteras congelar sus óvulos. Realizó el proceso en un tribunal de Pekín durante seis meses, tras lo cuales, se decidió que su demanda sería admitida:

“Soy optimista”, dice Xu, que por ahora no ha decidido ni casarse ni tener un hijo. “Espero simplemente que me dejen el derecho a elegir“, concluye. (Vía: ElEspectador)

El pasado lunes se llevó a cabo una audiencia a puerta cerrada, según el tribunal popular del barrio de Chaoyang en Pekín. Hasta el momento se desconoce cuál será la fecha para el juicio. 

Con información de: El Universal

Publicidad