Más de 2 mil personas murieron en la India por una ola de calor

La situación climática en la India por la ola de calor es sólo una pequeña parte de los desastres que ha producido el calentamiento global.

La población de India lleva 15 días sufriendo los embates de una ola de calor, que ha provocado la muerte de cerca de 2 mil 200 personas, sobre todo niños y ancianos pertenecientes a estratos bajos en los estados de Andhra Pradesh y Telangana.

Según medios como BCC y Aristegui Noticias, los termómetros han estado cerca de los 50 grados centígrados, lo que ha provocado que incluso el asfalto se derrita.

El país asiático no cuenta con la infraestructura necesaria para atender a todos los afectados. Los hospitales ya han rebasado su capacidad y los estratos socioeconómicos más bajos son los primeros en sufrir las consecuencias de las altas temperaturas. Además, las condiciones han empeorado por continuos cortes de electricidad.

En Nueva Delhi, la capital del país, también se padecen las consecuencias climáticas. La afección más común según Ajay Lekhi, presidente de la Asociación Médica de Nueva Delhi, es la insolación acompañada de dolores de cabeza, mareos y deliriosLos grupos más vulnerables son los ancianos, los bebés y niños, y las mujeres embarazadas.

Como medida para combatir estas condiciones , el gobierno recomendó a la población usar ropa ligera, sombreros de ala ancha, protegerse con una sombrilla, pero sobre todo mantenerse hidratados.

Como si los efectos físicos negativos a causa del calor fueran poco, el mercado alimenticio se ha disparado, el precio del pollo —después de que murieran 17 millones de aves por el calor— ha subido en un 12%.

De acuerdo con The New York Timeslas altas temperaturas han magnificado los efectos de una sequía grave por la falta de lluvias en la temporada de monzón durante el año pasado. Eso provocó una baja de rendimiento alarmante en los cultivos y los animales de granja.

La situación climática en la India es sólo una pequeña parte de los desastres que ha producido el calentamiento global. Fenómenos como estos cada vez son más frecuentes alrededor del mundo y no todas las naciones están preparadas para enfrentarlos.

De acuerdo con Greenpeace, si no se limitan a tiempo las emisiones de dióxido de carbono, se prevé que las olas de calor para el 2040 sean doce veces más frecuentes.