Juicio contra Rousseff sin sustento jurídico: OEA y Corte IDH

Organizaciones internacionales cuestionan el procedimiento jurídico contra Dilma.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, declaró tras visitar el Senado brasileño, que el juicio contra la presidente Rousseff, recién removida del cargo, no presenta ningún indicio de crimen, responsabilidad y mucho menos de certeza jurídica.

Almagro, de nacionalidad uruguaya, sentenció:

“un sistema presidencialista no puede actuar como si fuese un régimen parlamentario, que opera en función de los cambios de correlación de las fuerzas políticas (vía El Universal)”.

Insistió:

en los sistemas presidencialistas el contrato es entre el presidente electo y los votantes (vía El Universal).”

Y finalizó:

“irrespetar los límites determinados por el sistema constitucional afecta la estructura y el funcionamiento del propio sistema y distorsiona la fuerza y operacionalidad que deben tener la Constitución y las leyes (vía El Universal)”.

Por su lado, Roberto Caldas, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), señaló que los diputados brasileños actuaron como jueces y no como parlamentarios pues emitieron posturas personales hacia Rousseff antes de votar. Así lo expresó:

“la formación de opinión debe ser realizada después de todo el procedimiento legal de un juicio (vía El Universal)”.

Todo lo anterior se suma a los “vicios” encontrados por el presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, pues apuntó que los partidos políticos orientaron el voto de sus diputados, lo que no es debido en un proceso de estas características.

En ese sentido, Maranhao suspendió el juicio contra Rousseff, pero como sabemos el Senado no lo aceptó pues se trataba de una imposición unipersonal, según Renán Calheiros, presidente de la Cámara alta.

Mientras tanto, Michel Temer asumió el cargo presidencial con un gabinete carente de mujeres y negros, al menos hasta que se absuelva a Dilma.