ANUNCIO

Joven madre paga su carrera en pedagogía vendiendo comida

"Nada es imposible, depende de nuestra decisión como mujeres de salir adelante", declaró Amelia Ruiz
Joven madre paga su carrera en pedagogía vendiendo comida
Foto: Facebook/Amelia Ruiz Villaverde

Amelia Ruiz Villaverde, una joven madre de 26 años y su hijo de 11 meses, celebró su logro académico por finalizar su carrera en pedagogía al pagar sus estudios con la venta de “chipa”, un alimento típico de Paraguay.

A través de su página de Facebook, la joven publicó con felicidad que haya podido terminar su carrera. Ruiz Villaverde señaló pasó por angustias, llanto y cuestionamientos si podría lograr culminar solo con vender el alimento.

“Hoy con orgullo puedo decir: ¡Lo logré! A pesar de aquellos días que pasé angustia, frío, llanto. Días en donde pensaba mientras vendía chipa, ‘¿Será que podré con todo esto?’, y aquí estamos cumpliendo una de mis primeras metas y vendiendo chipa y sopa lo logré, si te propones nada es imposible solo depende de ti mismo”, declaró la joven madre de 26 años.

Joven madre paga su carrera en pedagogía vendiendo comida

Foto: Facebook/Amelia Ruiz Villaverde

En la publicación, la joven madre también agradeció a su familia por el apoyo constante durante su carrera, sobre todo por cuidad a su pequeño de 11 meses. Asimismo dedicó unas palabras al Instituto de Formación Docente Diocesano (IFDD) de Capiibary, Paraguay, por la oportunidad de poder cumplir sus sueños de docente.

“Esto recién empieza, ahora nos adentraremos a esta profesión tan apasionante rodeada de los seres mas puros “los niños”, hacer que ellos aprendan ¡será nuestra gran misión!”, finalizó Amelia Ruiz.

Su historia atrajo las miradas de los medios locales que le realizaron una entrevista en la que aseguró que es muy difícil combinar las labores de madre, trabajadora y estudiante; son embargo, enfatizó que todo se puede lograr con la buena gestión del tiempo y apoyo de la familia.

Amelia Ruiz también expuso que la pandemia le complicó su situación porque, además del confinamiento que no le permitía vender, no tenía una computadora para sus clases, pero que se las arregló con su celular.

“Nada es imposible, depende de nuestra decisión como mujeres de salir adelante. Todo tiene su tiempo, tarde o temprano se presenta la oportunidad para cumplir nuestras metas”, dijo para La Nación de Paraguay.

Joven madre paga su carrera en pedagogía vendiendo comida

Foto: Facebook/Amelia Ruiz Villaverde

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube

ANUNCIO
ANUNCIO