Hombre muere tras hacer 300 sentadillas; infringió toque de queda por Covid-19

Los policías tomaron medidas sobre él luego de que saliera de su domicilio
El joven había salido a buscar agua cuando se encontraba en vigor el toque de queda. |(Fuente: Pixabay)

Un hombre de Filipinas murió luego de que policías de la localidad le obligaran a realizar trescientas sentadillas. Recibió esta sanción cuando se le sorprendió infringiendo el toque de queda por la pandemia del Covid-19. Ahora, personal del Derechos Humanos investiga el caso como “posible violación a la ley contra la tortura”.

La noche del pasado jueves 1 de abril, el joven Darren Manaog Peñaredondo, de 28 años, había salido de su domicilio ubicado en la ciudad General Trias, en la demarcación de Cavite. Presuntamente, se dirigía rumbo a un supermercado para comprar agua. Las autoridades habían anunciado un toque de queda de 6 de la tarde a las 5 de la mañana; a pesar de estas medidas, el joven decidió conducirse al exterior.

Durante su recorrido, algunos guardias de la ciudad lo interceptaron y lo detuvieron. Posteriormente, lo condujeron con otro grupo de personas detenidas y lo obligaron a hacer secuencias de sentadillas en coordinación con los demás. De acuerdo con los testimonios, debían realizar los ejercicios con sincronización; de otro modo, debían empezar desde el inicio las secuencias.

El joven Darren tenía sólo 28 años de edad. | (Fuente: Facebook)

Después de llevar a cabo su sentencia, el joven regresó a su casa; sin embargo, a la mañana siguiente sufrió una convulsión. Posteriormente, entró en estado de coma y, finalmente, falleció al final del día. Así lo comunicó su familia, quien también dio a conocer el castigo impuesto por los agentes de seguridad.

Las autoridades niegan la participación de los policías

Ante los hechos, el teniente coronel Marlo Nillo Solero, jefe de la policía en Cavite, aseveró que la medida tomada por los elementos durante la jornada anterior no fue la impuesta por las autoridades; por lo contrario, a quienes se sorprende desacatando las medidas de aislamiento, se les proporcionan charlas al respecto. El mismo mandatario local aseguró que los policías acusados de imponer el castigo de las sentadillas no se encuentran implicados en la muerte de Darren, a que ellos no tenían constancia de su detención.

Ahora el caso se investiga como brutalidad policial. |(Fuente: Pixabay)

Ahora el caso se está averiguando como un posible caso de tortura. De comprobarse la culpabilidad de los agentes, la historia de Darren se insertaría en la lista de delitos basados en la brutalidad policial. Tal fue la situación que sufrió Victoria, la mujer salvadoreña asesinada por miembros de la policía estatal de Tulum.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO