Hombre arrojó ácido a la cara de su novia; ella lo perdonó y se casaron

"Sino puedo tenerte, nadie puede", dijo el sujeto tras la agresión. "Lo amo", argumentó la mujer al perdonarlo.
Foto: The New York Post

Un hombre en Turquía arrojó ácido a la cara de su novia y la desfiguró. Sin embargo, dos años después, ella lo perdonó y recientemente se casaron.

El sujeto le provocó quemaduras graves en el rostro. Además le dañó el 70 por ciento de la visión. Increíblemente, la joven lo aceptó de vuelta en su vida.

El hombre que aventó ácido a su novia es Casim Ozan Celtik, de 23 años. Hace unos días, se casó con su víctima: Berfin Ozek, de 2o.

Foto: The New York Post

Se informó que hace dos años, el agresor roció la sustancia química en el rostro de la mujer, luego de una discusión de pareja.

“Sino puedo tenerte, nadie puede”, gritó el hombre antes de aventarle ácido a su novia, según información de The New York Post.

Tras la agresión, la mujer quedó parcialmente ciega. Por ello, presentó una denuncia contra su entonces novio, quien fue arrestado.

Foto: The New York Post

Sin embargo, el hombre pidió disculpas a la novia desde la cárcel. La ‘bombardeó’ con mensaje de amor y reconciliación durante el tiempo que pasó encerrado.

Y la convenció. La mujer declaró que estaba ‘entregada’ y ‘enamorada’ del sujeto que le desfiguró la cara con ácido. Además pidió al juez restituir la denuncia.

 “Nos hemos escrito muchas cartas el uno al otro. Me he entregado a él. Lo amo mucho, [y] él me ama mucho “, declaró al medio.

Foto: The New York Post

Aunque el hombre fue sentenciado a 13 años de prisión, el perdón de su víctima y las nuevas reglas por COVID-19, ayudaron a su libertad condicional.

Fue Celtik quien propuso matrimonio a su novia y ella aceptó. La opinión pública en Turquía quedó horrorizada por el perdón.

Se casaron en diciembre. Las fotos la muestran sonriente, mientras firma los documentos legales. Su familia no aceptó el matrimonio y no acudió a la ceremonia.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO