Guía rápida para entender el G20 2017 y el nuevo orden global

G-20 reflejará nueva geopolítica y nuevos actores globales

¿Qué es el #G20 y cuándo se lleva a cabo?

Esta semana se llevará a cabo la cumbre del G-20 en Hamburgo, Alemania (del 7 al 8 de julio); este foro reúne a las 20 economías más grandes del mundo, ahí se tratan los principales temas sociales, políticos, económicos y ecológicos que aquejan al mundo. Este grupo se fundó durante la crisis económica de 2008 como una expansión del G-7, y reúne solo a las economías más desarrolladas del planeta, desde entonces, el G-20 ha ganado mayor legitimidad que otras cubres pues tiene mucho más representatividad.

Los países desarrollados que forman al G-20 son: Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Japón). Mientras que los países emergentes lo conforman: China, India, Brasil, México, Corea del Sur, Rusia, Australia, Indonesia, Turquía, Arabia Saudita, Argentina, Sudáfrica y la Unión Europea como bloque.

Para darnos una idea, en términos demográficos, el G-20 representa al 75% de la población del mundo. Por otra parte, en una dimensión económica esos países juntos producen el 80% del comercio mundial y el 85% de la riqueza generada a nivel global. (Vía: Gobierno Federal de Alemania)

Sophie Gregoire-Trudeau, su hijo Hadrien, y el primer minsitro de Canadá Justin Trudeau

El retroceso de Estados Unidos y Reino Unido

La reunión del G-20 de este año será muy particular debido a las transformaciones políticas que han sucedido en algunos de los países miembros más importantes. Nos referimos particularmente al fenómeno de retracción de dos de las grandes potencias anglosajonas en el escenario geopolítico global: Estados Unidos y Reino Unido.

Con la llegada al poder de Donald Trump, los Estados Unidos han ido reduciendo voluntariamente su liderazgo y su presencia a nivel global, pasaron de ser el gran impulsor del libre mercado y la globalización, a promover políticas proteccionistas y a maltratar a sus aliados globales, sobre todo a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Esta actitud ha dejado vacíos que poco a poco han sido llenados por otras potencias económicas y militares; en ese sentido, estamos pasando de un mundo más o menos estable de la postguerra fría, bajo la tutela de los Estados Unidos, a una configuración geopolítica cuya cara es ya la de distintas naciones y sus diversas zonas de influencia.

El presidente Donald Trump y su esposa Melania durante su llegada a Hamburgo

Reino Unido por su parte, también ha ido renunciando a su añejo protagonismo global, optando al igual que Estados Unidos, por retraerse en una especie de fiebre nacionalista, esto se materializó en la salida de ese país de la comunidad europea el año pasado.

Alemania, China y la búsqueda de un nuevo orden

El Brexit rompió con los equilibrios geopolíticos en la región, de tal forma que la Unión Europea, con Alemania a la cabeza, se disputa el control del este del continente con el gigante ruso, quien además ya controla parte de Medio Oriente debido al repliegue de Estados Unidos.

El G20 entonces resulta relevante cuando se analiza a sus países miembros y las zonas geopolíticas que se disputan: Tenemos a China en lejano oriente, a Alemania en Europa occidental, a Rusia en medio oriente y el este de Europa y, por supuesto, a Estados Unidos que a pesar de su renuencia y su vocación de ensimismamiento, sigue conservando su poderío militar y económico a nivel global.

El presidente Donald Trump se reúne con el primer ministro japonés Shinzo Abe, derecha, y el presidente surcoreano Moon Jae-in

De esos países se espera que, por un lado, China y Alemania tengan un programa muy similar debido a que ambos buscan llenar el hueco de liderazgo que ha dejado Estados Unidos respecto a la promoción y la defensa del libre comercio; por otro lado,  China está buscando este liderazgo solo porque el tamaño de su economía se lo permite, ya que internamente el régimen chino no es un ejemplo cabal de libertad.

Así,  Alemania, no solo se está posicionando como la gran promotora del sistema económico de libre mercado, sino también como la defensora de la democracia liberal, que en muchas regiones del mundo se encuentra en crisis.

Encuentros incómodos y reuniones esperadas

Se espera que el presidente de Francia, Emmanuel Macron busque ser protagonista en la cumbre y haga un frente con Alemania para promover la economía global y defender el sistema democrático.

Recordemos que Macron se ha unido a la canciller Merkel para hacer una especie de frente anti-Trump, así lo han demostrado cuando el mandatario estadounidense arremetió contra la Unión Europea, la OTAN, pero, sobre todo, cuando Trump determinó la salida de su país de los Acuerdos de París contra el calentamiento global. (Vía: El País)

Protestas durante los preparativos para el #G20 con la leyenda “G20 bienvenidos al infierno”

No obstante, uno de los encuentros más esperados de esta cumbre es el de Donald Trump con Vladimir Putin, sobre todo por los escándalos de espionaje ruso en el proceso electoral estadounidense, así como por los halagos que se han lanzado los dos mandatarios. La expectativa además tiene que ver con si se descongelarán las relaciones ruso-estadounidenses que en los últimos años habían estado en los niveles de la Guerra Fría, sobre todo por el tema de Siria. (Vía: Milenio)

En un segundo plano, se esperan encuentros entre la canciller alemana, Angela Merkel y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a quien por cierto, le negaron el permiso para hablar en público ante ciudadanos turcos en consulados turcos en Alemania, ahí se prevé que se reduzcan las tensiones entre ambos países, por las críticas abiertas de Alemania al régimen de Erdogan.

También habrá un encuentro entre la Primer Ministro británica Theresa May y el presidente de Argentina Mauricio Macri en donde se tratarán las viejas disputas respecto de la posesión de las Falkland Islands o Islas Malvinas, conflicto que ha durado décadas. (Vía: La Nación)

¿Y México?

México, por su parte, seguramente ratificará su compromiso con el libre comercio y es probable que busque que la comunidad internacional presione a Estados Unidos para que no ponga trabas y se lleven a buen puerto las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). También será el primer encuentro entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump ya como presidente de Estados Unidos, ya que recordemos que durante la campaña, el ahora presidente, hizo una polémica visita a la Residencia Oficial de Los Pinos. (Vía: Excélsior)

Finalmente, respecto a Donad Trump, la canciller alemana Angela Merkel señaló que la comunidad internacional está al tanto de la forma de pensar del mandatario estadounidense y que no cambiará durante las reuniones de Hamburgo, así que apuntó que, de presentarse, estas opiniones no saldrán en el comunicado final de la cumbre.

No obstante , podemos asegurar que los ojos del mundo estarán en el encuentro entre Putin y Trump, ya que de lo que surja de ello, dependerá la configuración del orden geopolítico actual. Asimismo es probable que se trate el tema de Corea del Norte, quien confirmó tener misiles balísticos intercontinentales, información reafirmada por las principales agencias de inteligencia del mundo ( Vía: Clarín)

ANUNCIO