Feminicida muere de un ataque al corazón mientras enterraba el cuerpo de su víctima

¿Justicia Divina?
Foto: Especial

Un hombre acusado de feminicidio murió en el instante que intentó enterrar el cuerpo de su víctima en el jardín de su casa en Carolina del Sur, Estados Unidos. Esto es lo que alguien podría llamar un acto de justicia divina, ¿no?

The New York Post informa que el pasado 7 de mayo la oficina del condado de Edgefield llegaron a la casa de Joseph McKinnon, de 60 años, y Patricia Dent, de 65, por el reporte de “un hombre inconsciente tirado en su patio”, como contó el alguacil Jody Rowland en un comunicado de prensa.

Foto: Especial

Cuando la policía llegó a la casa no solo encontró a McKinnon en el césped, sino también un segundo cadáver en una fosa recién excavada, detalló Rwoland. El cuerpo de la víctima en el pozo se identificó como Dent. Ambos vivían juntos, señalaron.

El equipo médico intentó resucitar a McKinnon sin conseguirlo, pero durante las investigaciones y las autopsias encontraron que el hombre estranguló a Dent hasta matarla. Luego la ató, la envolvió en bolsas de basura antes de enterrarla en una fosa que había excavado, pero antes de tratar de cubrir su crimen murió de un ataque cardiaco.

Foto: Especial

Ese día la mujer tenía que presentarse en su trabajo en un campo de golf en Mount Village, pero jamás llegó ni respondió ninguno de los mensajes.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO