Grupos armados atacan Facultad de Ingeniería en Nicaragua

Este lunes se cumplen siete semanas de que iniciaran las protestas del pueblo de Nicaragua contra el gobierno del presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, que el mes pasado aprobaron recortes a pensiones y seguridad social.

El gobierno ha emprendido acciones para reprimir a cientos de manifestantes y hoy, ante las protestas de estudiantes, grupos armados entraron a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Centroamericana.

El número de muertos a manos de fuerzas orteguistas aumenta cada día, con aproximadamente 76 muertos hasta el 27 de mayo. Así lo denuncian usuarios de redes sociales que han podido evidenciar la situación a través de videos en vivo en Facebook y Twitter.

En un video transmitido esta tarde por la directora regional para las Américas de Amnistía Internacional, se observa la represión a estudiantes de grupos armados, que se ha viralizado con el hashtag #SOSNicaragua.

“Estamos en la Universidad en Managua, en la UCA“, dice Erika Guevara. “Los jóvenes están recuperando su recinto y están siendo atacados brutalmente por la policía antimotines, con balas. Está llegando la policía y sus grupos paramilitares”.

De acuerdo con una investigación de El Confidencial de Nicaragua, los fallecidos en las protestas durante las últimas semanas muestran un patrón: fueron atacados con balas con precisión a matar. Sin embargo, incluso los médicos del sistema público intentaron esconder dicha información e intentaron hacer pasar los balazos por pedradas.

“Son balas de alto poder. Son fusiles, armas de guerra. Estas no son pistolas”, declaró un médico especializado en balística, entrevistado por el mismo medio nicaragüense.

https://twitter.com/isfierce/status/1001129061660463110

La activista y defensora de Derechos Humanos, Bianca Jagger, también se encontraba en la Facultad de Ingeniería donde ocurrió el ataque de esta mañana y denunció los hechos:

Según últimos reportes en redes sociales, las fuerzas armadas se resguardaron en las oficinas de Radio Ya, a las afueras de la Universidad, a la que manifestantes prendieron fuego: