Así llegó la estatua de Benito Juárez a Washington

AMLO rindió un pequeño homenaje al monumento
Así llegó la estatua de Benito Juárez a Washington (Imagen: Twitter / Nación 321)

Durante su visita en Washington, el presidente de México,  AMLO rindió tributo a la estatua de Benito Juárez, pero ¿cómo llegó este monumento a Estados Unidos?

También te recomendamos: Derrumban y destruyen estatuas de Cristóbal Colón en Estados Unidos

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) realiza una gira de trabajo en Estados Unidos, de tal forma, tanto el presidente como parte de su gabinete aprovechó la ocasión para visitar y rendir homenaje a la estatua de Benito Juárez, expresidente de México. Este monumento se encuentra en Washington DC.

En redes sociales circulan diversos videos en los que el presidente y parte de su gabinete rinden tributo al que López Obrador ha descrito como el mejor presidente de México. Aunque en un principio el revuelo en redes sociales se centró en la visita de presidente, ahora usuarios de redes sociales se preguntan cómo llegó este monumento.

La importancia histórica y cultural de Benito Juárez reside en las reformas que trajo consigo, México, por primera vez desde su conquista promulgó un distanciamiento de la iglesia, logro que ningún otro presidente de nuestra nación ha replicado. Asimismo, bajo su mandato se estableció una especie de pacificación y reconciliciación nacional, recordemos que defendió el territorio de diversas invasiones que intentaron recuperar la monarquía en territorio mexicano.

Ahora bien, el origen de la estatua de bronce ubicada entre Virginia y New Hampshire, puede rastrearse en 1968. Gustavo Díaz Ordaz, entonces presidente, regaló la estatua de Benito Juárez en una especie de intercambio, pues a su vez, en 1966 México recibió una estatua de Abraham Lincoln por parte de gobierno de Lindon B. Este intercambio fue descrito como un halago entre naciones, pues reconocían a los gobernantes que cada país consideraba clave en su historia política. 

Cabe mencionar que la estatua de Benito Juárez que reside en Washington es una réplica, la pieza original fue creada en 1891 por el escultor Enrique Alciati. En la escultura original el porte del expresidente luce rígido, su mano derecha apunta hacia el horizonte mientras flexiona su pierna izquierda hacia adelante. En su mano izquierda parece sostener las lees de reforma, en su espalda porta una capa. En suma la escultura pretendió recrear la imagen de un hombre que revolucionó la política mexicana. 

En la base de la escultura puede leerse la frase celebre que será recordada tanto por ciudadanos como por gobernadores y funcionarios públicos mexicanos: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Esta no es la única escultura del expresidente de México, en el parque Bryant en la Sexta Avenida puede encontrarse otra estatua. También hay una pieza en Michigan Avenue en Chicago, Illinois.

Con información de: Verne  y El Universal