El Papa Francisco crea comisión para prevenir el abuso sexual en la Iglesia Católica

Se dará a conocer pronto es un manual de instrucciones para obispos o superiores religiosos para llevar a cabo investigaciones canónicas cuando reciben denuncias contra uno de sus sacerdotes
(Imagen: Pixabay)

El Papa Francisco ha lanzado un grupo de trabajo para ayudar a las conferencias de obispos a preparar y actualizar las pautas de protección infantil y evitar así los abusos sexuales por parte de miembro de la Iglesia Católica.

También te recomendamos: Documental expone casos de abuso sexual en la iglesia de Inglaterra

La iniciativa está siguiendo un plan anunciado en la Reunión para la Protección de Menores en la Iglesia del año pasado que se llevó a cabo del 21 al 24 de febrero de 2019. El grupo de trabajo se estableció “para ayudar a las Conferencias Episcopales en la preparación y actualización de las directrices para la protección de menores”, informó Vatican News.

Será supervisado por el Arzobispo Edgar Peña Parra, el Sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado, junto con los miembros del Comité organizador de la reunión del año pasado: el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay, Cardenal Blase Cupich, arzobispo de Chicago, Arzobispo Charles Scicluna de Malta y Vicesecretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe  y el Padre Hans Zollner, Decano del Instituto de Psicología de la Pontificia Universidad Gregoriana y miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores.

(Imagen: Pixabay)

El grupo de trabajo está compuesto por un Coordinador, Dr. Andrew Azzopardi, jefe de la Comisión de Salvaguardia de los Obispos malteses (establecidos por la Arquidiócesis de Malta, la Diócesis de Gozo y la Conferencia de Superiores Mayores Religiosos) y un número de expertos en derecho canónico de diferentes nacionalidades.

El Coordinador informará trimestralmente al Sustituto de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado sobre el trabajo realizado por el grupo de trabajo. Según un comunicado del Vaticano, el grupo de trabajo ayudará a las Conferencias Episcopales, así como los Institutos Religiosos y las Sociedades de Vida Apostólica, en la preparación y actualización de pautas para la protección de menores, de acuerdo con las pautas emitidas por la Congregación para la Doctrina de la Fe y la legislación canónica actual.

El grupo de trabajo es la última iniciativa del Vaticano para subrayar la naturaleza global del abuso sexual del clero, después de que la jerarquía católica durante décadas insistió en que era un problema exclusivo en el mundo de habla inglesa. El escándalo ahora está explotando en la nativa América Latina de Francisco y en la católica Italia y Polonia.

Otra iniciativa que se dará a conocer pronto es un manual de instrucciones para obispos o superiores religiosos para llevar a cabo investigaciones canónicas cuando reciben denuncias contra uno de sus sacerdotes. Los obispos de todo el mundo han fallado durante décadas en investigar o sancionar a los abusadores, considerando la violación y el abuso sexual de los niños como una falla moral en lugar de un delito.

El grupo de trabajo estará en el lugar durante dos años y está siendo apoyado por un fondo especial apoyado por benefactores no identificados, según la Oficina de Prensa del Vaticano.

Con información de Vatican News