Día de Muertos chicano: así se celebra del otro lado de la frontera

En San Diego, el Día de Muertos es una oportunidad para celebrar la cultura chicana y organizarse frente a problemas como la gentrificación
Día de Muertos chicano: así se celebra del otro lado de la frontera. Foto: The San Diego Union Tribune

Un grupo de niños pide halloween en México. Al mismo tiempo, otro grupo de niños vestidos de aztecas danza en Estados Unidos, es su manera de celebrar el Día de Muertos.

Es la noche del 1 de noviembre de 2019, es la cultura chicana en resistencia, que se abre paso ante la adversidad.

También te recomendamos: Arte en la frontera de México y Estados Unidos

En la historia reciente de Estados Unidos, los grupos minorotarios han ido perdiendo el miedo y ganando poder ante la población blanca.

Una persona chicana es alguien que tiene ciudadanía estadounidense, pero origen mexicano. Al día de hoy, las y los chicanos representan el 10% de la población de ese país: se estima que son más de 26 millones.

La cultura chicana se ubica principalmente en los estados colindantes con México –California, Arizona, Nuevo México y Texas-, pero se extiende a todo Estados Unidos.

En los 40, los braceros que llegaron a California continuaron con los rituales y costumbres de sus lugares de nacimiento en diferentes pueblos de México.

Al final del día, la mejor manera de resistir es compartir una práctica en grupo.

Aunque había diferencias, una celebración hermanó a los braceros y a sus herederos, la primera generación de chicanos: el Día de Muertos.

Por su cercanía con la frontera con México y la ciudad de Tijuana, la ciudad de San Diego se convirtió en el ícono de la cultura y resistencia chicana.

Día de Muertos en el Barrio Logan

El Barrio Logan concentra la mayor cantidad de población chicana de San Diego.

Ubicado justo en el centro de la ciudad, cada 1 de noviembre, el río de automóviles abre paso a una nube de copal, plumas de pavo real y sonajas que portan las danzas aztecas.

“Una persona que tiene identidad tiene dignidad”, explica Marie Lu Valencia, una de las integrantes más longevas de la danza azteca de San Diego.

Marie Lu nació en Nuevo México. De padres mexicanos, llegó a San Diego en los ochenta y fue la primera mujer chicana en ser nomobrada capitana de la danza.

“Puedes caminar desnudo en la calle sin vergüenza si tú sabes de dónde vienes y a dónde vas. Nadie te puede quitar tu dignidad si sabes cuál es tu pasado y cuál es tu furuto”, afirma Marie Lu.

Ser chicano no es ser anti-estadounidense, sino exigir respeto por las y los migrantes mexicanos y latinoamericanos.

En Barrio Logan no sólo se repudian las políticas y comentarios racistas del presidente Donald Trump, también le exigieron a Barack Obama el reconocimiento de los dreamers y su derecho a un sistema de salud digno.

Pero desde hace una década, la comunidad chicana de San Diego enfrenta un difícil reto cotidianao: la gentrificación.

Desde la primera década del siglo XXI, el costo de la renta, los servicios y la comida en el Barrio Logan han incrementado progresivamente.

El alto costo de la vida en San Diego está obligando a muchas personas a mudarse a los suburbios de la ciudad, lo que también implica la llegada de residentes blancos y la desarticulación del movimiento chicano.

Contrario a lo que se ve en barrios turísticos como Old Town, un lugar lleno de catrinas, imágenes de Coco y música de Selena, la noche del 1 de noviembre en Barrio Logan la danza azteca hace una procesión en la que recuerda a sus antepasados muertos, muchos del otro lado de la frontera, en México.

La noche en la que múltiples pueblos creen que las almas de los muertos regresan para pasar un rato entre los vivos, la danza azteca baila bajo la mirada de una pequeña estatua de Emiliano Zapata.

Al final de la procesión, el Día de Muertos chicano en San Diego no solo es una muestra de un lazo cultural entre los chicanos y el origen indígena de sus padres, sino una oportunidad de verse a la cara y hablar de sus problemas, una demostración de fuerza y unión.

También te recomendamos: Chicano gana miles de dólares parodiando lema de campaña de Trump