¿Cuáles son los estados clave para la elección presidencial de Estados Unidos?

Un grupo de estados del país determinarán quién ganará la próxima elección presidencial
(Imagen: Flickr)

La elección presidencial de Estados Unidos está a la vuelta de la esquina. Joe Biden, del Partido Demócrata, y Donald Trump, del Republicano, se van a enfrentar el 3 de noviembre en lo que se considera una contienda histórica. Si bien todos los estados votarán para definir a su próximo mandatario, algunas entidades tendrán un papel más relevante que otros.

Estas demarcaciones son los llamados estados clave. ¿Y cuáles son?

  • Arizona
  • Carolina del Norte
  • Florida
  • Michigan
  • Ohio
  • Pennsylvania
  • Wisconsin

Estos estados son considerados prioritarios para ambos candidatos para llegar a la Sala Oval. Esto es por el voto electoral, que no es lo mismo que el voto popular, que es el que tenemos en México.

En Estados Unidos, los votantes que participan en sus elecciones no eligen  al presidente, sino a los electores o delegados electorales. En total hay 538 electores. Estos a su vez, emiten sus votos, que es lo que el sistema electoral estadounidense considera para definir a su presidente. En cada entidad hay una cantidad diferente de electores, la cual se define por el número de representantes que tienen en el Congreso, los cuales son determinados por población.

Florida tiene 29 lugares para delegados electorales; Pennsylvania tiene 20 y Michigan 16. Arizona cuenta con 11; Carolina del Norte tiene 15; Ohio, 18, y Wisconsin, 10.

En 2016, cuando Trump era candidato, justamente ganó en Florida, Pennsylvania y Michigan, los cuales le ayudaron a ganar. Justamente estas son entidades donde todavía no está claro quién va a ganar y el número de votos pueden hacer la diferencia, como hace cuatro años.

La recta final y un debate pendiente

En un inicio, se planeó realizar tres debates presidenciales. El primero fue a finales de septiembre, el segundo estaba programado para el 15 de octubre y el tercero será a finales de este mes. Sin embargo, cuando Trump dio positivo a coronavirus y se negó a un encuentro virtual, se canceló el segundo debate. Ahora, los dos candidatos solo tienen tres semanas y un debate más para asegurar el apoyo de los votantes indecisos.

Con información de UnoTV