Voto por correo: ¿Qué es y por qué es tan polémico en Estados Unidos?

Con las primeras boletas ya enviadas a los votantes, se da inicio a la carrera por la presidencia del país
(Imagen: Wikimedia Commons)

Carolina del Norte comenzó a mandar las boletas electorales a sus ciudadanos el pasado 4 de septiembre. Seiscientos mil personas van a recibir estas papeletas en el estado, uno de los puntos más discutidos por Trump y Biden. Pero la cifra de todo el país para votos por correo será mucho mayor. Se estima que, en total, se repartirán 80 millones de papeletas para el día de la elección presidencial el 3 de noviembre, según New York Times.

De acuerdo con CNBC, antes de octubre, la mitad de las entidades federativas ya habrán enviado las papeletas para este tipo de sufragio. Esto, pese a la resistencia de Trump por fomentar este tipo de votaciones.

¿Por qué el voto por correo?

Cuando comenzó la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, ya se asomaban las elecciones en las cuales Donald Trump busca la reelección y Joe Biden busca derrotarlo. Eventos de campaña comenzaron a cancelarse y los debates presidenciales no tuvieron cupo durante la pandemia. Ante esto, las elecciones también se volvieron un problema.

¿Cómo va a votar la población si la gente no puede salir de su casa y, mucho menos, asistir a casillas electorales?

La alternativa se encontró en la votación por correo. En el modelo, los ciudadanos reciben la boleta en su casa y la pueden llevar al correo para que se entregue a las oficinas electorales.

La medida fue ampliamente apoyada por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Esta dependencia gubernamental consideró que esta opción sería la mejor ante la posibilidad de la segunda ola de la pandemia, informó USA Today.

También te recomendamos: ¿Por qué Donald Trump quiere posponer la elecciones de Estados Unidos? ¿Se pueden postergar?

Aunque la recomendación abre buenas posibilidades para que los ciudadanos ejerzan su voto, para Trump la idea es una muy mala.

“No hay manera (¡Cero!) que los votos por correo van a ser menos que sustancialmente fraudulentos”, declaró en Twitter.

Pero no solo es el presidente, de acuerdo con Voice of America. La Casa Blanca ha respaldado la postura del mandatario alegando que se corre el riesgo de interferencias del extranjero.

En una conferencia de prensa el viernes 4 de septiembre, el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien anunció que tomarán medidas para proteger las elecciones. Además, señaló que ya se le informó a los chinos, rusos, iraníes y otras naciones que habrán consecuencias “extraordinarias” si alguien interfiere en el proceso.

Las declaraciones del asesor se dan a días de la filtración de documentos del Departamento de Seguridad Doméstica (DHS). En estos se señala que los rusos han tratado de influenciar las elecciones al infundir el temor de que los votos por correo no son de fiar.

William Barr, el fiscal de Estados Unidos, es otro de los funcionarios de la Casa Blanca que han sugerido que el voto por correo podría llevar a interferencias extranjeras.

Votos por correo, ¿fiables?

De acuerdo con expertos electorales, es casi imposible que otras naciones afecten los resultados de las elecciones estadounidenses, publicó Al Jazeera. Esto es porque las boletas necesitan cumplir con varios requisitos y puede variar en cada uno de los tres mil condados de Estados Unidos.

Los expertos señalan que no solo se estará votando por el presidente de Estados Unidos el próximo 3 de noviembre. En diferentes condados también se votará por cargos como el consejo ciudadano o la mesa directiva de escuelas. Esto genera una diversidad inmensa entre las papeletas.

Las boletas solo son aceptadas si se imprimen en cierto tipo de papel y tienen marcas de autenticidad. Además, cada una viaja en un sobre sellado con la firma del votante en la parte exterior, la cual debe empatar con su firma previamente registrada.

También existen otras medidas como el seguimiento en línea del sobre, así como la posibilidad de entregar la papeleta uno mismo y hasta testigos que firmen el envoltorio.

En todo caso, Al Jazeera señala, los casos más prominentes de fraude por correo han sido perpetrados por las campañas de candidatos, no por los votantes. En general, los expertos explicaron que este tipo de falsificaciones son extremadamente raras.

También te recomendamos: ¿Qué ha hecho Trump en su gobierno para combatir a los cárteles mexicanos?

No solo es fiable este sistema de votación, sino que trae beneficios.

Se han publicado varios estudios que no solamente señalan que los votos por correo no llevaran a un caótico proceso electoral, sino que también llevarán a una mayor participación ciudadana, informó Voice of America. Uno de los estudios, de la Universidad de Virginia, explica que mientras se observa un aumento en el número de votos, el sistema no conlleva un beneficio para un partido u otro.

La mayoría podría ejercer el voto por correo

Si bien Trump condena el voto por correo, al final del día depende de cada estado para que este modelo funcione.

De acuerdo con el New York Times, tres cuartas partes de todos los ciudadanos registrados en el padrón electoral son elegibles para el voto por correo. Y expertos estiman que 80 millones de boletas llegarían a las oficinas electorales para el 3 de noviembre, más del doble de las que arribaron por correo en 2016.

Ante la pandemia del coronavirus, muchos estados han cambiado temporalmente sus reglas electorales. Esto, para facilitar el voto por correo, una institución que, según The Guardian, ha sido fuertemente afectada por recortes de Trump.

El New York Times señala que, con los cambios temporales, 44 millones de votantes (21%) podrán recibir la boleta directamente. Por otro lado, 118 millones (57%) pueden aplicar sin ningún problema para ejercer el voto por correo. Sin embargo, 46 millones de votantes (22%) necesitarán una excusa para solicitar el método: sus estados no permiten este tipo de sufragios sin justificación.