¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué está pasando en Cataluña?

Grupos independentistas se manifestaron contra la condena a líderes catalanes
Manifestaciones en Cataluña ante condena de líderes independentistas

Cientos de manifestantes han tomado el aeropuerto de Barcelona como respuesta a la condena a líderes independentistas catalanes. El grupo de independentistas colapsó El Prat de Barcelona, lo que ha provocado que se cancelaran 67 vuelos programados para el lunes 14 de octubre. La mayoría de los manifestantes ha llegado caminando, por lo que también se cerraron los accesos que llevaban al aeropuerto.

Según fuentes oficiales, entre 7000 y 8000 personas se dedicaron a tomar las instalaciones. Igualmente, se interrumpió el servicio de ferrocarril de alta velocidad en la ciudad de Gerona, al norte de España. También se ha suspendido el servicio en la línea 8 del metro de Barcelona.

El movimiento fue iniciado por Tsunami Democràtic una plataforma enfocada en la desobediencia civil sin violencia; gran parte de su movimiento está basado en las protestas de Hong Kong. Esta plataforma colectiva busca el pleno conocimiento del derecho a la autodeterminación de Cataluña. El bloqueo de El Prat es sólo el primero en una serie de movimientos enfocados en asegurar la independencia de Cataluña. (Vía: El País)

Caravana de manifestantes camino al aeropuerto de Barcelona. (Imagen: Twitter)

A su vez, el cierre es una respuesta a la “sentencia del procés” en la cual los líderes independentistas fueron condenados a penas de entre 9 y 13 años. Nueve de los líderes fueron sentenciados a prisión por cargos como malversación y sedición y otros tres fueron inhabilitados por desobediencia.

Según el artículo 544 del Código Penal, el delito de sedición corresponde a que un grupo de individuos “se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales“. (Vía: La Vanguardia)

Los imputados no fueron acusados de rebelión (el cargo con mayor castigo) ya que no “se alzaron violenta y públicamente“. Por lo tanto, en lugar de una pena de treinta años, serán condenados a máximo 13 años. Además, estas penas podrían ser consideradas dentro del tercer grado penitenciario o semilibertad, mediante el cual podrían ir a la cárcel únicamente de lunes a jueves. (Vía: El País)

Sin embargo, el resultado del juicio ha contrariado a gran parte de la comunidad de Barcelona. El exfutbolista y actual entrenador Pep Guardiola grabó un video junto con Tsunami Democràtic en el que critica la decisión como “un ataque directo a los derechos humanos: al derecho de reunión y manifestación, al derecho a la libertad de expresión y el derecho a un juicio justo“. El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont agradeció el mensaje.