Arrestaron ocho modelos en Irán por publicar fotos sin velo

El 70% de los jóvenes utilizan sistemas proxy para saltarse los filtros que limitan su acceso a redes sociales

El gobierno iraní arrestó a ocho personalidades del mundo de la moda por publicar fotografías en la red social Instagram donde posan sin usar velo islámico. Ya que esta acción, según la Fiscalía para crímenes informáticos en Irán, se considera como un acto de “cultura antislámica” y una exhibición promiscua.

Estas detenciones forman parte de un operativo contra el mal uso de las redes sociales que en palabras de Mostafa Alizade —vocero del Centro de Vigilancia y Combate al Crimen Cibernético—, busca limpiar los ciberespacios y se ajusta a una agenda que la organización ejecuta desde 2013.

El operativo tiene como objetivo castigar a las mujeres que no sigan el código de vestimenta civil que estipula que el uso del velo islámico o hiyab es obligatorio en Irán desde 1979.

Gran parte de las personas que viven de la moda en este país utilizan dicha red social, de hecho el 20% de los contenidos de ésta giran en torno a la industria de la moda.

El anuncio público de las detenciones se hizo en televisión por cadena nacional el domingo 15 de mayo —o sea que no es descabellado pensar que se quería fijar un precedente ante la sociedad iraní—, donde el juez del tribunal de delincuencia informática en Irán, Javad Babaie, afirmó que estas personas fueron detenidas por difundir contenido inmoral y por promover una cultura antislámica.

El 60% de los usuarios de Instagram eran seguidores de la mayoría de los detenidos, por lo que el juez concluyó que éstos representan “amenazas a la moral y a los pilares de la familia”.

Además de estas detenciones, se anunció que se han iniciado 21 procesos judiciales. Según la BBC se investigó a más de 170 personas involucradas en el mundo del modelaje: 59 fotógrafos y maquillistas, 58 modelos y 51 propietarios de estéticas y diseñadores. Todo dentro de un operativo conocido como Araña II.

De acuerdo con el anuncio televisado, 29 personas de las 170 investigadas fueron advertidas de las averiguaciones en su contra, y aquellas que“reformaron su conducta” después del aviso no enfrentaron ningún cargo.

Dentro de la transmisión televisa se mostraron imágenes de la modelo Elham Arab, quien habló ante el fiscal de Teherán, Abbas Jafari Dowlatabadi en una especie de confesión: “A toda la gente le gusta la belleza y fama”, dijo Arab. “Quieren ser vistos, pero es importante conocer el precio que tienen que pagar para ser vistos”. (Vía BBC)

La modelo Elham Arab

 

Asimismo, según informes de la agencia de noticias estudiantil ISNA, también fue arrestado Mehdi Butorabi, administrador de Persian Blog, un espacio equivalente a Blogger que había servido a miles de jóvenes iraníes para expresarse e intercambiar información.

Recordemos que en Irán redes sociales como Facebook y Twitter están prohibidas. El Centro para la Investigación del Crimen Organizado monitorea las redes sociales para buscar evidencia de inmoralidad o subversión. A pesar de la prohibición de las mismas, cifras de junio del año pasado calculan que el 70% de los jóvenes utilizan sistemas proxy para saltarse los filtros que limitan su acceso. De hecho estas dos redes tienen más seguidores en Irán que en ningún otro país vecino.

Ahora que el presidente iraní, Hassan Rouhani, ha accedido a pactar políticas nucleares con diversas potencias mundiales como Estados Unidos; su gobierno busca acallar las dudas de las ramas más extremistas en Irán —sobre todo la policía y el poder judicial— y proyectar una imagen de control férreo sobre la población. ¿Esta es una estrategia para lograrlo?

Hassan Rouhani, presidente de Irán