Alemania reconoció el genocidio armenio

El jueves 2 de junio, el parlamento alemán declaró que el asesinato de los armenios por los turcos otomanos en 1915 fue un genocidio

El jueves 2 de junio, el Parlamento alemán declaró que el asesinato de los armenios por los turcos otomanos en 1915 fue un genocidio, generando tensión en la de por sí frágil relación diplomática entre Alemania y Turquía.

El gobierno turco repudió explícitamente la declaración. El presidente Recep Tayyip Erdogan le pidió a su embajador en Alemania que regresara a Ankara por una consulta sobre la decisión del parlamento, y el ministro de relaciones exteriores de Turquía expresó en twitter que “la forma de dar vuelta de hoja a tu propio pasado oscuro no es difamando la historia de otros países con decisiones irresponsables e injustificadas”. Esto podría ser muy problemático, ya que Alemania necesita de la cooperación del gobierno turco en el acuerdo que éste tiene con la Unión Europea para gestionar la crisis de refugiados.

Para Turquía hay pocos temas más delicados que la masacre del millón y medio de armenios y otras minorías cristianas entre 1915 y 1916. Pero el tema también es sensible para Alemania, ya que durante la Primera guerra mundial estaba aliada con el Imperio Otomano. Sin embargo, después de un voto a favor casi unánime, Alemania pasó a ser el doceavo país de la Unión Europea en reconocer el genocidio armenio. 

Si bien la noticia no ha sido bien recibida por el gobierno turco, el ministro de relaciones exteriores de Armenia, Edward Nalbandian, celebró la decisión del parlamento, y expresó que esta decisión, más moral que política, fue una “valiosa contribución al reconocimiento y la condenación del genocidio armenio”.