Agentes de ICE abusan sexualmente de migrantes detenidos: abogados

Las víctimas de estos delitos son mujeres y hombres de nacionalidad mexicana y otros países de Centroamérica

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos “sistemáticamente” abusan sexualmente de migrantes en centros de detención en la frontera de México y Estados Unidos, de acuerdo con una acusación interpuesta por un grupo de abogados en Texas.

Así lo informan ProPublica y Texas Tribune, quienes accedieron a la denuncia.

La acusación presentada ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Doméstica señala que varios guardias consistentemente agredieron sexualmente a al menos tres personas en instalaciones de ICE, en lugares donde no hay cámaras de seguridad. Las víctimas declararon que los guardias les dijeron que nadie nunca les creería porque no hay evidencias de video.

Una de estas víctimas, de origen mexicano, es una mujer que será deportada en los próximos días. Esto significa la pérdida de un testigo clave, por lo que han solicitado pausar el proceso para que el caso se pueda investigar.

“Esto se va a poner peor”, dijo la mujer a Texas Tribune. “Ya no lo soporto”.

La mexicana comentó a estos medios que le da tanto miedo la situación que prefiere que la regresen a México, de donde huyó por su propia seguridad. Le preocupa que los guardias tomen represalias en su contra por no quedarse callada.

Desde la acusación, dos mujeres más denunciaron abusos de personal de ICE. Según abogados, una mujer ya fue deportada tras acusar a un guardia por agresión sexual.

ICE se encarga de buscar y arrestar a migrantes en Estados Unidos.

Ante las acusaciones, un vocero de ICE expresó que se están investigando las acusaciones y es algo que se toman muy en serio; en caso de encontrar evidencias de esto, tomarán acciones contra los agentes.

Texas Tribune explica que estas acusaciones de abuso sexual son el ejemplo más reciente de problemas en centros de detención dirigidos por ICE. Anualmente, tienen a 50 mil migrantes detenidos alrededor de todo el país. Se trata de una inversión de 2.7 mil millones de dólares.

De 2010 a 2016 se han presentado 14 mil 700 denuncias por abuso físico y sexual contra agentes de ICE, de acuerdo con información federal adquirida por el grupo de abogados Freedom for Immigrants. Solo unos cuantos casos han sido investigados por el Departamento de Seguridad Doméstica.

En 2018, se reportaron 374 acusaciones por agresión sexual, de las cuales se comprobaron 48 y 29 siguen siendo investigadas.

Recientemente, un caso pasó a una corte en Houston. Se trata de una mujer mexicana que, junto con otras dos migrantes, fueron llevadas a celdas de aislamiento y luego agredidas sexualmente por tres hombres usando máscaras. Además de violación, la acusación señala que fueron golpeadas. Horas después, fueron deportadas y la mexicana descubrió una vez fuera de Estados Unidos que la agresión derivó en un embarazo.

Un vocero de la compañía administrando el centro de detención, CoreCivic, negó y calificó las acusaciones como difamatorias. Sin embargo, la abogada de la mexicana expresó que el embarazo coincide con las agresiones que la víctima denuncia.

En El Paso, otro caso es el de una mujer de El Salvador. Fue liberada del centro de detención por problemas de salud y expresó su preocupación por las demás personas encerradas. Esta mujer relató a abogados que constantemente sufrió acoso en el centro de detención: le ofrecían dinero a cambio de sexo, también le darían ropa limpia y jabón si “jugueteaban”.

“La mayoría de las mujeres que están ahí dentro tienen miedo de hablar”, dijo. “No sabes lo que pueden hacer”.

Un hombre detenido en uno de estos centros vio cómo un guardia se tocaba los genitales mientras lo veía bañarse, así que presentó una denuncia. Tras hacer esto, el migrante fue enviado a aislamiento y comenzó una huelga de hambre. Finalmente lo transfirieron a otras instalaciones de ICE.

Con información de Texas Tribune