Video muestra la plaga de langostas de “proporciones bíblicas” que azota África

Mientras el mundo lucha contra la pandemia de coronavirus, África tiene que lidiar con las langostas
(Imagen: Twitter / Max Bearak)

Un video publicado en redes sociales, muestra enjambres de estos voraces langostas volando sobre una carretera en Kenia, África, con la vista del monte Ololokwe en el fondo, que casi no se aprecia por la plaga de insectos .

También te recomendamos: Una segunda ola de langostas invade África en medio de la pandemia

El video fue publicado por un periodista del Washington Post, Max Bearak el 24 de abril, en sus redes sociales. Aparentemente lo grabó el mismo día, y muestra enjambres de estos voraces insectos volando sobre una carretera en Kenia, con la vista del monte. Ololokwe en el fondo casi eclipsada por los cuerpos de las langostas, que la segunda ola de la plaga que invade a África, mientras el mundo lucha contra la pandemia del coronavirus que causa COVID-19.

La plaga de langostas en África ya ha azotado a Somalia, Etiopía, Kenia, Uganda y Sudán del Sur este año, en enero y febrero. Ahora, después de que esos enjambres pusieron huevos, es probable que haya 20 veces más, según los expertos.

La última vez que Kenia sufrió una invasión de langostas en una escala de esta naturaleza fue hace 70 años cuando todavía era una colonia británica, dijo Keith Cressman, experto en predicción de langostas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. La falta de experiencia y equipo había obstaculizado los esfuerzos para eliminar los enjambres a principios de este año, dijo, dando tiempo a las langostas para poner huevos en el suelo y multiplicarse.

(Imagen: Twitter / Max Bearak)

Si la segunda ola de esta plaga langostas que azota África no se erradica, el peligro es que los enjambres volverán a poner huevos y podría surgir una tercera ola, aún más grande, en el momento de la cosecha en junio y julio. Esto tendría consecuencias devastadoras para el continente porque devorarían los alimentos y podrían causar hambruna.

Las langostas comen su propio peso corporal en alimentos cada día, lo que significa que un enjambre de un kilómetro cuadrado consume hasta 35,000 personas. Los enjambres grandes pueden tener cientos de kilómetros cuadrados de tamaño, arrasando con todo a su paso. 

Con información de Max Bearak