Actriz denuncia acoso sexual por parte de George Bush, quien pidió disculpas por ‘querer ser gracioso’

La actriz Heather Lind denunció en una publicación de Instagram el acoso sexual que sufrió por parte de el ex presidente George Bush (padre) cuando posaban en una fotografía junto al político.

La publicación que, más tarde fue eliminada, utilizaba el hashtag #MeToo, una campaña en redes sociales para denunciar acosos sexuales la cual se volvió viral a partir de las denuncias por abuso sexual en contra de Harvey Weinstein.

Lind detalló que este hecho ocurrió hace cuatro años, cuando Bush en su silla de ruedas y con su esposa a un lado, la tocó por detrás.

“Él no me estrechó la mano. Me tocó por detrás. Su esposa Barbara Bush estaba a su lado. Me dijo un chiste sucio” expresó la actriz. (Vía: Newsweek)

En una segunda publicación, la cual también fue eliminada, Lind agregó que, “después de todas la fotos, volvió a manosearme. Barbara (esposa de Bush) puso los ojos en blanco, como diciendo ‘no otra vez. Su guardaespaldas me dijo que nunca tuve que haberme puesto a su lado”.

Es decir, que según la versión de Lind, el ex presidente fue encubierto por su personal de seguridad y además coloca a la misma Lind como la responsable del ataque. 

Al final de la publicación Lind expresa que desde su punto de vista el poder de un presidente debería ser su capacidad para hacer cambios positivos y que ella puede usar su fama para cosas buenas que influyan en cambios positivos. Lind agrega que puede negarse a llamar a George Bush (padre) “presidente” y en su lugar, lo que ella puede hacer es denunciar los abusos cuando los ve. (Vía: El País)

La denuncia de Lind deja claro que el acoso sexual esta enmarcado en un abuso de poder, en el que claramente en casos como el de Harvey Weinstein, Tyler Grasham y George Bush su posición los coloca en lugar privilegiado y seguro en donde manipulan a sus víctimas con el futuro de sus carreras, en los dos primeros casos, o como en el caso de Bush, son figuras públicas que confían en la imagen que la sociedad ha construido de ellos, una imagen que los “exculpa” casi de cualquier falta.

Por su parte, el expresidente emitió un comunicado en donde justifica que, “bajo ninguna circunstancia, el presidente Bush no ha querido intencionalmente molestar a alguien, y pide sinceras disculpas si su intento por ser gracioso ofendió de alguna manera a la señora Lind”. (Vía: Breibart)

El abuso sexual es un abuso de poder sobre el cuerpo de una mujer, denunciarlo es el primer paso para fracturar ese poder.