Encontraron 54 manos cercenadas en Siberia

A treinta kilómetros de la frontera de China, autoridades rusas en Siberia encontraron una mano en el canal Beshennaya, del Río Amur en Jabárovsk. Acto seguido: dieron con una bolsa que contenía un total de 53 manos.

Ante los hechos, los investigadores rusos han iniciado una investigación para entender qué fue lo que ocurrió.

“Misterio sobre a quiénes les pertenecían las manos cuando fueron cortadas y por qué”, dijo The Siberian Times.

El medio señala que no se encontraron huellas dactilares en una de las manos, pero que todavía están revisando las demás. Fuera de eso, los investigadores no han revelado más información sobre el caso.

Medios locales apuntan que junto a los restos, encontraron vendajes médicos y fundas de zapatos similares a las de hospitales. Este hallazgo, señala el Siberian Times, ha llevado a la hipótesis de que las manos fueron cortadas en una institución médica y pertenecían a cadáveres.

The Daily Mail apuntó que también cabe la posibilidad de que se estaban robando partes de cuerpos y las manos fueron retiradas para entorpecer la identificación de éstos.

También hay una teoría de que las manos fueron cercenadas con un hacha como castigo para personas acusadas de robo.

El lugar donde fueron halladas las manos es popular entre residentes locales y citadinos de Jabárovsk por la pesca.

Todavía hoy existen casos de linchamientos y castigos físicos severos contra ladrones y otros criminales, como en Irán, por ejemplo, en 2010 The Guardian reportó que las autoridades en la ciudad de Yazd le cortaron la mano a un hombre condenado por robo. También existen los casos del robo de cuerpos, algo que data desde hace siglos, cuando estudiantes médicos de Italia hurtaban muertos para estudiar su anatomía.

Este caso recuerda al misterioso hallazgo de 13 pies humanos hallados en una playa de Vancouver, Canadá, entre el 2007 y 2017. Uno de los más recientes fue registrado a finales del año pasado, cuando un hombre encontró la extremidad en el interior de una bota. Aunque desde el siglo XIX los pies humanos han aparecido en la costa de esa ciudad, en 2007 encontraron el pie de un hombre desaparecido al que le habían diagnosticado depresión

Pero entre que son peras o son manzanas, habrá que esperar a que las autoridades locales informen qué es lo que pasó con todas esas manos.