INE: PRI rebasó topes de campaña en Coahuila… al parecer no habrá consecuencias legales

La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) ha señalado, prácticamente desde que finalizaron los comicios del pasado 5 de junio, que el PRI rebasó los topes de campaña en el proceso electoral de Coahuila. De hecho, el órgano electoral ha presentado pruebas de que el rebase es superior al 5%, lo cual por ley implicaría la anulación de los comicios.

Sin embargo, el INE no puede por si mismo anular las elecciones a pesar de contar con las pruebas, debido a que solo la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) puede dictaminar esos procedimientos. El problema entonces está en el TEPJF el cual no ha determinado si validará o no el proceso electoral.

De hecho todo apuntaba a que el TEPJF diera un “albazo” y confirmara el triunfo de Riquelme en Coahuila, sin embargo, la Comisión de Fiscalización del INE metió más pruebas al caso, en donde muestran que la campaña del PRI rebasó los topes en más de lo que se había dicho de inicio.

Las nuevas cifras presentadas por el INE indican que en la campaña de Coahuila, el PRI aumentó su rebase en los topes de campaña en 501 mil pesos más, después de que detectara un procedimiento oficioso en un gasto no reportado; esto aumenta el rebase total a 2 millones 23 mil pesos, que representa 10.5% por encima del tope establecido.

Lo mismo sucedió con el candidato del PAN, Guillermo Anaya, en donde el INE detectó un rebase de un millón 680 mil pesos, lo que se traduce en un rebase del 8.7% sobre el tope establecido para ese proceso electoral.

En realidad la ley es muy clara al respecto y debería procederse inmediatamente a anular la elección, ya que tenemos que, los candidatos que obtuvieron el primero y el segundo lugar rebasaron por más del 5% los topes de campaña y la diferencia entre ellos fue menor a 2 puntos porcentuales. Esto es suficiente para que la autoridad declare nulo el proceso electoral, convoque a nuevas elecciones e impida que ambos candidatos participen de nuevo en los comicios.

Sin embargo, lo que tenemos, son interpretaciones bizantinas de la ley, que tienen intenciones políticas, de nuevo, el uso político de la justicia en nuestro país. (Vía: Aristegui Noticias)