¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Turistas pagan por ver cómo viven migrantes en Tijuana

Alguno aseguran que es una forma de apoyar a los migrantes, otros acusan que lucran con la situación
Turistas pagan por ver cómo viven migrantes en Playas de Tijuana. Imagen: El Universal

En un refugio ubicado en Playas de Tijuana, frente al muro que divide Estados Unidos de México, grupos de turistas pagan en dólares a un guía para tener acceso al albergue donde viven los migrantes.

De acuerdo con información de El Universal, el tour se ha convertido en un atractivo de turistas; en el albergue se encuentran mujeres, hombres y niños.

Los fines de semana por la mañana, el refugio de migrantes permanece cerrado para evitar robos, la luz casi no entra y dentro, ellos se encuentran sentados en sus camas o sobre un bote de pintura.

Mientras tanto, afuera de sus viviendas provisionales, un grupo de extranjeros esperan para poder entrar y tomar fotografías del lugar. Hay desde cámaras profesionales hasta quienes sólo usan su celular.

Antes de entrar, el guía forma una media luna y les explica en inglés que los residentes de dicho albergue son migrantes deportados o en tránsito; les recuerda que María Luisa es la mujer que se encarga de atender el lugar y ha apoyado la causa migrante desde hace años.

Migrantes en Playas de Tijuana se convierten en atracción turística. Imagen: Especial

Una vez listos para entrar, uno de los migrantes les abre la puerta y el grupo turístico comienza a tomar fotos del pequeño lugar donde viven aquellos que han dejado su país.

Entre los que están ahí dentro, un hombre de casi 60 años conocido como “El tío”, pide no le tomen fotos, aunque algunos turistas lo hacen sin su autorización.

Mientras tanto el guía, que dice ser de Colombia, explica al grupo acerca de la falta de limpieza y precarias condiciones en que viven los migrantes y pide que antes de irse, de ser posible, dejen un donativo.

“No sólo vinimos a tomar fotos, eh, también les digo que traten de dejar algo, dice el  guía turístico a su grupo.

20 dólares es lo que el grupo de turistas junta y el guía da a María Luisa, quien apenada toma el dinero.

En tanto, la coordinadora del lugar, María Luisa, dice que cobra a los migrantes entre 40 y 30 pesos por noche pero hay algunos de ellos que ya no han visitado el albergue por casi un mes debido a la falta de recursos a la que se enfrentan.

Sobre lo que hace el guía, ella opinó: “Trae turistas y es una controversia. Ya me han dicho que si van a entrar se deben preparar con una aportación o cooperación para los migrantes.

Sin embargo, para José María García, director del albergue para migrantes Juventud 2000, lucrar con el trabajo humanitario no es lo correcto, pues de acuerdo a su opinión, “es un servicio social en el que cada organización encuentra el modo de sostener los gastos y cubrir lo que requiere la población”.

Por otra parte, la coordinadora de la Coalición Pro Defensa del Migrante, Esmeralda Siu, comentó que existen convenios con universidades y asociaciones para involucrar a los estudiantes de dichas instituciones con el tema migratorio y que puedan concientizar acerca de la situación.

¿Es esta la manera correcta de concientizar o mostrar al mundo cuán afectados están los migrantes o se trata solamente de lucrar con el sufrimiento de los demás?

Con información de: El Universal.