¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Subsecretario de educación: jóvenes deben ‘cuidar’ sus prácticas sexuales porque México ‘produce’ ninis

Porque claro los problemas de salud pública, económica y laboral de México son culpa de las prácticas sexuales de la juventud mexicana
Subsecretario de educación: jóvenes deben 'cuidar' sus prácticas sexuales porque México 'produce' ninis. (Imagen:Twitter)

Durante el cuarto Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico, el subsecretario de Educación Pública Juan Pablo Arroyo pidió a la audiencia “tener cuidado con sus práctica sexuales”, ya que, según su criterio, México es el mayor productor de ninins y de niños”. El secretario explicó que existen 7 y 8 millones de jóvenes de los que sólo se graduarán  poco más de un millón, quienes  a su vez, se enfrentan a la falta de empleo. La verdadera tragedia es que una alta autoridad de educación no comprenda que se trata de un problema de salud pública y no sólo de “responsabilidad moral” por parte de los jóvenes.

Este encuentro reúne a jóvenes de Chile, Colombia, Perú y México con el fin de intercambiar conocimientos, habilidades, competencias laborales y proyectos a pequeña, mediana y grande escala. Esta fue su cuarta emisión  se realizó en nuestro país y tenía por objetivo brindar a los jóvenes diversas herramientas para construir rutas de empleo digno y fructífero.

Aparentemente todo iba bien hasta que el subsecretario de Educación Juan Pablo Arroyo decidió compartir sus impresiones acerca del bajo mercado laboral y su aparente relación con la baja tasa de alumnos egresados de una carrera universitaria, por si lo anterior fuera poco, también se metió con un problema de salud pública y la vida sexual privada de la juventud mexicana.

Somos los productores más importantes de ninis y de niños. Cuidado jóvenes con las prácticas sexuales, mucho cuidado porque no queremos generar más niños que tengan problemas más adelante. Es muy importante tomar la responsabilidad social para enfrentar lo que pasa en los cambios de futuro”. (Vía: Diario de Yucatán)

También hizo énfasis en los intercambios académicos y laborales a los que algunos estudiantes y profesionistas asisten cada año.

“Queremos más espacios, pero no queremos ir sólo de aprendices o chalanes, sino aprender la tecnología, hacer protocolos de trabajo en todo el proceso productivo. Eso nos tiene que llevar a que los jóvenes tengan mayores competencias para integrarse al trabajo. (Vía: El Universal)

Parece que el subsecretario pretende mezclar diversos problemas sociales, económicos y de salud y reducir su origen a las prácticas sexuales de la juventud mexicana. Veámoslos puntualmente. En cuanto al tema de salud pública, los embarazos adolescentes no sólo se producen por prácticas sexuales desinformadas y de riesgo. Estos también se relacionan con problemas de marginalidad y violencia sexual contra hombres y mujeres.

Por tanto, se necesitan diversos programas sociales para tratar el problema de manera integral. El acceso a la educación y el empleo son otra cosa, vivimos en un país que no tiene una buena oferta laboral, de manera que, muchos egresados buscan estancias académicas y laborales en el extranjero.

En algunos casos los jóvenes regresan y buscan implementar lo aprendido pero no encuentran recursos o espacios, sin embargo ninguno de estos puntos ser relacionan necesariamente con la actividad sexual de sus jóvenes. En suma, se trata de la opinión moral de un hombre que tal vez jamás se ha puesto a pensar cuáles son las verdaderas vicisitudes que enfrenta la juventud mexicana.