Autoridades de Berlín colocaron a niños con pedófilos durante 30 años

El Proyecto Kentler en Alemania Occidental colocaba a niños sin hogar con hombres pedófilos
(Imagen: Pixabay)

En la década de 1970, el profesor de psicología Helmut Kentler realizó su “experimento”, conocido como Proyecto Kentler. Los niños sin hogar en el oeste de Berlín fueron colocados intencionalmente con hombres pedófilos. Estos hombres serían padres adoptivos especialmente amorosos, argumentó Kentler.

También te recomendamos: Padres y madres protestan en Minecraft contra depredadores sexuales

Dos de las víctimas se presentaron y contaron su historia hace algunos años, desde entonces los investigadores de la Universidad de Hildesheim han revisado los archivos y realizado entrevistas.

Lo que encontraron fue una “red de instituciones educativas”, la oficina estatal de bienestar juvenil y el Senado de Berlín, en la que la pedofilia era “aceptada, apoyada, defendida”.

El propio Kentler estaba en contacto regular con los niños y sus padres adoptivos. Nunca fue procesado: cuando sus víctimas se presentaron, el plazo de prescripción de sus acciones había expirado. Esto hasta ahora también ha impedido que las víctimas reciban compensación alguna.

(Imagen: Pixabay)

Los investigadores encontraron que varios de los padres adoptivos eran académicos de alto perfil. Hablan de una red que incluía a miembros de alto rango del Instituto Max Planck, la Universidad Libre de Berlín y la famosa Escuela Odenwald en Hesse, Alemania Occidental, que fue el centro de un gran escándalo de pedofilia hace varios años. Desde entonces ha sido cerrado.

La senadora de Berlíns, Sandra Scheeres, calificó los hallazgos de “impactantes y horribles”.  (Vía: DW)

Un primer informe sobre el “experimento de Kentler” fue publicado en 2016 por la Universidad de Gotinga. Luego, los investigadores declararon que el Senado de Berlín parecía no tener interés en descubrir la verdad.

Ahora las autoridades de Berlín han prometido arrojar luz sobre el asunto. (Vía: DW)

Todavía se desconoce el número exacto de víctimas del Proyecto Kentler, y muchos archivos relacionados con la red siguen clasificados por las autoridades municipales y estatales. No obstante los investigadores aseguran que los servicios sociales permitieron a los pedófilos actuar con impunidad por toda Alemania.

Con información de DW