Pistolas disfrazadas de plumas: lo nuevo en venta de armas

Parecen una pluma cualquiera (si acaso un poco más gruesa o más grande), las venden a través de Facebook y hasta te las entregan en el metro. Las plumas pistola, de diferentes calibres, han sido un problema grave para la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX (SSP-CDMX) que no ha logrado frenar.

El día de ayer, la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a un hombre en la colonia Industrial Puerto Aéreo, en la delegación Venustiano Carranza. En su mochila tenía 30 armas de fuego y dos mil cartuchos útiles calibre .22.

Esas “armas de fuego” eran plumas pistolas del calibre que se le incautó al sujeto. (Vía: El Universal)

Estas ‘plumas pistola’ no tienen mucha ciencia detrás de ella. Son armas de fuego de un solo disparo, que pueden armarse en cualquier lugar con cosas que se pueden comprar en cualquier ferretería: un tubo, un resorte y un percutor.

La facilidad para elaborarlas y ocultarlas y desecharlas ha convertido estas ‘plumas pistola’ en un producto altamente solicitado en grupos de venta en redes sociales.

Hace un año, un estudiante del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) Azcapotzalco resultó herido luego de que dos compañeros dispararan accidentalmente contra él. (Vía: Capital México)

Estas armas, por su calibre y la acción percutoria, pueden lastimar gravemente a quien se le dispare; sin embargo, dado que son elaboradas sin ningún parámetro de seguridad, también pueden ser peligrosas para quienes las accionen.

A pesar de que Facebook prohibe explícitamente la venta de armas en su sitio, aún en los países en los que la cesa compra-venta es legal, los traficantes de armas han logrado evadir los algoritmos de la red social pidiendo (o vendiendo) ‘plumas’ más el calibre que buscan.

Nunca sobra decir que las armas en manos de particulares nunca resuelven la inseguridad o la violencia: estudio tras estudio ha demostrado que, al contrario, se dispara tanto la violencia como la tasa de homicidios.