Niña de 4 años se queda ciega después de contraer gripe; sus padres no la vacunaron

La pequeña estuvo en coma durante poco más de una semana
(Imagen: CHGA)

Jade DeLucia, una niña de 4 años originaria del estado de Iowa, sufrió las complicaciones de una influenza tipo B y llegó casi al punto de la muerte. Sus padres se resistieron a que se le aplicara una vacuna cuando era más pequeña.

Te recomendamos leer: En Nueva York, niños sin vacunas no podrán asistir a la escuela

Días antes de las celebraciones navideñas, la niña comenzó a tener malestar como fiebre y los síntomas típicos de la gripe. Estos signos se agravaron hacia el día de Navidad en que su padre la encontró inconsciente y con fiebre demasiado alta.

Familia DeLucia (Imagen: TC Televisión)

En el hospital, Jade sufrió convulsiones y su estado siguió empeorando. Debido a esto, la niña fue trasladada en helicóptero al hospital infantil de la Universidad de Iowa y una vez ahí, cayó en un coma que duraría hasta el primer día del 2020. 

El diagnóstico de los médicos dio un panorama poco esperanzador: Jade tenía encefalopatía necrotizante aguda, un síndrome de deterioro cerebral que puede llegar a ser mortal.

“Dijeron que tenía un daño cerebral significativo. Dijeron que nuestra hija podría no despertarse nunca, y si lo hiciera, podría no ser la misma”, dijo Amanda Phillips, madre de Jade, en entrevista. (Vía: CNN)

Uno de los síntomas más comunes de esta enfermedad es la deficiencia de las funciones cognitivas, pero puede desencadenar en temblores, convulsiones e incluso alteración del estado de conciencia hasta llegar a un coma, tal como sucedió a la niña.

De acuerdo a las observaciones de los médicos, el virus de la gripe se extendió al cerebro de la pequeña, causándole la encefalopatía. 

Jade DeLucía (Imagen: Univisión)

Jade despertó el 1 de enero e inundó de esperanza a sus padres, quienes habían estado rezando por la vida de la niña. Sin embargo, a los pocos días repararon en un detalle inusual: había quedado ciega.

La afectación ocurrió desde la parte del cerebro que percibe la luz, y no se sabe cuándo recuperará la visión. La neuróloga de la niña explicó que lo sabrán en unos seis meses.

Considerando el tiempo en que fue internada, la pequeña Jade ha progresado increíblemente, pero en el futuro podría presentar problemas de habilidades de aprendizaje.

En 2018, la OMS alertó que las epidemias de gripe anuales causan de 3 a 5 millones de casos graves y de 290,000 a 650,000 muertes.

Se recomienda la vacunación anual a:

  • Niños mayores de 6 meses y hasta los 6 años.
  • Embarazadas en cualquier fase de gestación.
  • Mayores de 65 años.
  • Pacientes con enfermedades médicas crónicas.
  • Profesionales de la salud.

Con información de: CNN