Millennials, la generación cansada

La generación millennial es más propensa a estar cansada que los jóvenes de hace veinte años
Millennials son la generación cansada

La generación millennial (los que tenemos entre 22 y 38 años) sufre de un cansancio físico y mental propio de las condiciones a las que se le expone. Ante el constante estrés que sufre la generación, se le ha denominado “generación cansada” o “agotada”. 

Los adultos jóvenes que componen la generación son el doble de propensos a estar cansados, comparados con los jóvenes de hace veinte años. Según la Asociación de Psicología Americana, los millennials son la generación más estresada debido a la ansiedad y la falta de sueño.

¿Por qué?

Por un lado, el impacto de la tecnología obliga a los millennials a estar constantemente conectados. Aun cuando haya terminado su jornada laboral, muchos de ellos siguen trabajando en su celular. De hecho, dormir junto al celular significa que los patrones de sueño se interrumpen con la llegada de mensajes, mails y otras notificaciones. Aunado a esto, el constante bombardeo mediático propicia la ansiedad entre la generación, lo que genera más fatiga. (Vía: Healthline)

“Los adultos siempre se quejan de que los millennials están pegados a sus celulares, pero si nos perdemos una llamada o un mensaje nos gritan por no trabajar y tener el celular a la mano (?)” (Imagen: Tumblr)

Los millennials también tienen que vivir al día: entre el pago de renta y los salarios cada vez más reducidos. El constante estrés que genera llegar a fin de mes también genera fatiga que lleva al agotamiento.

“#CómoConfundirAUnMillennial arruina su economía y luego condescendientemente pregunta por qué tantos viven con sus padres” (Imagen: Twitter)

Según una encuesta de PewResearch Center realizada a jóvenes estadounidenses, sólo el 30% está conforme con su salario en tanto le permite llevar el tipo de vida que desea. Sin embargo, casi un tercio de los millennials no tiene un trabajo fijo. 

Los freelancers se enfrentan a ingresos fluctuantes, a la vez que en general se les exige estar disponibles aun fuera de horario laboral.

La falta de ingresos y de tiempo imposibilitan que los millennials lleven una vida saludable. Entre sus trabajos, estudios y demás actividades, es muy complicado llevar un dieta balanceada y realizar actividad física. Su dieta se basa en comida rápida, alta en carbohidratos y baja en fibra.

En general, los millennials han adoptado la idea de que siempre tenemos que estar trabajando. Aun cuando pasen horas viendo memes en el celular, están generando datos. Llega un punto en el que tanto trabajo, mental y físico, les impide descansar cuando es momento de hacerlo.

“Si tuviera un dólar por cada vez que un BabyBoomer se quejara de mi generación, tendría suficiente dinero para comprar una casa en la economía que arruinaron” (Imagen: Twitter)

El síntoma de agotamiento se traspasa también a las acciones más “cotidianas” y “sencillas”. Así como pueden estar horas frente a la computadora haciendo tarea, sacar la basura o recoger su cuarto se convierten en actividades abrumadoras. (Vía: Buzzfeed News)

Ante la imposibilidad de realizar actividades cotidianas, muchos millennials prefieren pagar por estos servicios, como pedir comida a domicilio, que a su vez impide la posibilidad de ahorrar y de superar el miedo constante que presenta el futuro.