Como presidente, EPN pagó millones a Fox… en cursos de liderazgo

¿Recuerdas cómo Fox apoyó las últimas dos candidaturas presidenciales del PRI? ¿Será casualidad?
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Contratos de adjudicación directa revelan que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, Presidencia pagó casi 40 millones de pesos al Centro Fox, propiedad del expresidente Vicente Fox Quesada, por “cursos de liderazgo” entre 2013 y 2016.

Contrato de Banobras con Centro Fox sobre conferencias (Imagen: INAI)

A través del portal de Obligaciones de Transparencia del INAIVice descubrió algo… curioso sobre la relación que tenían el Centro Fox (sí, ese del expresidente) y el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Resulta que, en los seis años de su administración, EPN pagó casi 40 millones de pesos en cursos de “liderazgo” impartidos por ponentes que contrataba el Centro, entre ellos Deepak Chopra y, sí, Vicente Fox.

Vicente Fox, en Guanajuato, quejándose de que ya no tiene pensión
(Fotografía: Gustavo Becerra / Cuartoscuro)

Los cursos formaban parte de un programa muy similar al de las Ted Talks y, de hecho, manejaban temas similares. El Programa MIQ Líderes (sí, como en”micrófono”) tenía entre su catálogo de ponentes a Tony Buzan, Deepak Chopra, Lorraine Gill, Raymond Keene y, por supuesto, Vicente Fox.

Todos estos contratos se dieron por adjudicación directa: sin concurso con otros centros que ofrecieran ponencias similares a diferentes costos.

Según Vice, no sólo Presidencia, sino el gabinete completo fueron a esos cursos de Fox: Banobras, Economía, Sedatu, SCT y “otras” secretarías pagaron esos cursos que llegaban a costar hasta 200 mil por sesión.

Mientras que en las últimas semanas, Vicente Fox no deja de quejarse en redes sociales de que ya no tiene pensión y tiene que hacer mil “chambitas”, contratos como éstos no sólo alzan las cejas de muchos, sino que, señala Vice, podrían explicar cómo fue que el panista brincó tan fácilmente a apoyar al priismo en 2012 y 2018.

Casi 40 millones de pesos en tres años, por cursos de liderazgo al partido al que, en el 2000 le había arrebatado la presidencia… ¿Quién diría que la realidad siempre supera a los chistes?