Elefante Kaavan será liberado después de vivir 35 años en zoológico de Pakistán

El elefante Kaavan, también conocido como "el elefante deprimido", será liberado en la selva de Camboya después de 35 años de vivir en un zoológico en Pakistán
(Imagen: Twitter @fourpawsint)

El elefante Kaavan, será liberado después de 35 años de vivir en un zoológico en Pakistán.

También te recomendamos: Pakistán liberará a elefante tras campaña de la cantante Cher

Kaavan nació en 1985 en Sri Lanka y siendo aún pequeño, lo regalaron al gobierno de Pakistán. Desde entonces, el elefante ha vivido en el zoológico de Islamabad donde no le han brindado las condiciones necesarias para su existencia.

La situación vivida por el elefante Kaavan se denunció ante las autoridades pakistaníes y el Tribunal Superior de Islamabad emitió una orden judicial en la que autoriza el traslado del animal a un santuario en el que pueda vivir en libertad.

Asimismo, ordenó la evacuación de otras especies debido a la indignación por el trato que reciben los animales en en zoológico de Islamabad.

La batalla por su liberación

La liberación del elefante Kaavan se debe a la intervención de la veterinaria estadounidense, Samar Kahn, quien durante una visita al zoológico quedó escandalizada ante las condiciones en las que vivían los animales.

“Me quedé horrorizada cuando supe que había estado encadenado durante 28 años”, manifestó Khan a la AFP.

La cantante Cher también se unió a la causa y tras una larga batalla legal librada por activistas de todo el mundo, por fin se logró la liberación del paquidermo.

Tras un chequeo médico, el primero desde 2016, el elefante será trasladado a la selva de Camboya; sin embargo, su futuro aún está por escribirse.

“En general está en buenas condiciones físicas, pero totalmente obeso. Pesa demasiado y sus patas están en un estado horrible”, explicó Frank Goeritz, veterinario jefe del equipo de rescate y miembro del grupo austriaco de defensa de los animales Four Paws International, quien calmó a Kaavan cantándole suavemente “My way”, de Frank Sinatra.

Durante décadas, la dieta del elefante consistió en hasta 200 kilos de azúcar al día. Al ser privado de estímulos, el animal presenta un comportamiento “totalmente estereotipado”, según explicó Goeritz.

El también llamado “elefante deprimido”, gira constantemente su cabeza y tronco durante horas, de un lado a otro.

“Se aburre. Es innegable que necesita desafíos físicos y mentales”, afirma Goeritz, quien ha curado elefantes en toda África.

El equipo de Four Paws International, será el encargado de construir una jaula para el traslado del animal. Por su parte, el elefante deberá acostumbrarse a la jaula antes de emprender su viaje hasta la selva de Camboya.

Las consecuencias de sustraer a un animal de su hábitat y llevarlo a espacios reducidos como los zoológicos pueden ser graves y generar problemas a largo plazo. De hecho, expertos aseguran que los elefantes no deberían vivir en cautiverio porque son animales muy sociables y complejos.

Con información de Noticieros Televisa