SAT emprende cacería de mexicanos con cuentas en Estados Unidos

SAT, cuentas, contribuyentes, mexicanos, Estados Unidos, cuentas, FATCA

En 2015 las autoridades mexicanas y estadounidenses implementaron la Ley sobre el Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras (FATCA) la cual le permite al Sistema de Administración Tributaria (SAT) acceder a información sobre personas físicas y morales mexicanas con cuentas bancarias en los Estados Unidos.

Con esta nueva ley se busca evitar que los contribuyentes mexicanos saquen dinero del país con el fin de evadir sus obligaciones fiscales. A través de la información que le proporciona el FATCA, el SAT monitorea los movimientos financieros de personas físicas y morales con cuentas que se estima que tienen más de 50 mil dólares.

Este sistema no proporciona los montos totales de las cuentas bancarias de residentes fiscales mexicanos en Estados Unidos, sino que reporta los montos de intereses brutos y los dividendos brutos que surgen del uso de las cuentas. Esto le permite al SAT generar un estimado de los montos que tienen en las cuentas estos contribuyentes mexicanos.

Solo el año pasado se calcula que unos 1500 millones de dólares de contribuyentes mexicanos se encontraban en cuentas de bancos estadounidenses. Durante este año, personas físicas y morales mexicanas han depositado en cuentas de Estados Unidos alrededor de 83 mil millones de dólares, lo que representa el mayor monto de toda América Latina.

Es por eso que el SAT y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) iniciaron un programa de repatriación voluntaria de capitales mexicanos, ofreciendo beneficios fiscales a quienes decidan traer de vuelta al país sus recursos en el extranjero.

De hecho este programa de repatriación de capitales terminará este mes de julio y a aquellos contribuyentes que hayan hecho caso omiso a las notificaciones del SAT serán sujetas a multas.

La institución informó que gracias al FATCA tiene localizados a al menos a 170 mil contribuyentes con cuentas en Estados Unidos, dicha información ya fue incorporada a las bases de datos individuales de cada persona física y moral y procederán legalmente ante la detección de cualquier irregularidad.

Por otro lado, en septiembre próximo el SAT tendrá acceso a información bancaria de 47 países gracias al Reporte Común Estándar. Esta medida le permitirá hacer cruces más complejos con información de dichos países, esto con el fin de detectar irregularidades relacionadas a evasión fiscal por parte de contribuyentes mexicanos.

Además, con este sistema de intercambio de información financiera el gobierno mexicano podrá detectar más fácilmente movimientos de recursos relacionados al crimen organizado, sobre todo a los que tienen que ver con el delito de lavado de dinero. (Vía: El Financiero)

 

Publicidad