¿Cómo afecta el precio del dólar a la canasta básica en México?

Algunos alimentos están a expensas del comportamiento del mercado internacional
(Imagen: Oink Oink)

Sabemos que los cambios en el precio del dólar impactan en la economía mundial, pero algo que pocas veces relacionamos es su influencia con los productos de la canasta básica mexicana. Sin embargo, 1 de cada 3 productos se ven afectados ante el comportamiento de esta divisa.

¿Cómo afecta el dólar a la canasta básica?

Ciertas actividades que realizamos en nuestro día a día como la compra de alimentos, pocas veces son relacionadas con el tipo de cambio de dólar en los mercados, cuando al menos 1 de cada 3 productos ven afectados sus precios, según el Comité de Alimentos de la Sociedad Nacional de Industria (SNI).

Este impacto que tiene el dólar estadounidense en la mesa de millones de hogares mexicanos, se debe porque diversas materias primas como el maíz, trigo o sorgo se cotizan en dólares, lo que significa que el alza de esta moneda incrementa los costos de producción que se reflejan en el precio final al consumidor.

(Imagen: Oink Oink)

Recordemos que México es el mayor comprador de maíz en el mundo, donde su principal exportador es Estados Unidos, algo que influye directamente en los productos que se elaboran con base en estos granos, como son las tortillas.

Si a esto sumamos que el maíz es un producto que define su precio en la Bolsa de Futuros en Chicago, tenemos la formula ideal para que el dólar impacte en el principal alimento de los mexicanos.

¿Cuáles son los alimentos más afectados?

Otras materias que se ven afectadas por la cotización dólar e inflación son los combustibles como la gasolina, gas natural y gas LP o alimentos como la carne de pollo, de res, huevo o jitomate, pues de acuerdo al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), durante abril se registró una inflación anual de 6.080%, la más alta desde diciembre de 2017.

(Imagen: Oink Oink)

De esta manera, los cambios que se registran en el precio de dólar e inflación, afectan directamente en los alimentos que se consumen en México, aunado a la dependencia de materias primas y combustibles que el propio país no puede autosatisfacer.

ANUNCIO