Cuauhtémoc Blanco presenta su primer informe en llanto

Este martes por la tarde, el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, rindió su primer informe de labores al que asistieron aproximadamente 250 personas, sin embargo, se trataba más bien de sus colaboradores cercanos pues en realidad dos tercios del Ayuntamiento del estado no acudieron.

A la sesión acudieron tan sólo cinco regidores mientras que el resto emitió un comunicado de prensa antes del evento en el que argumentaron: “tenemos conocimiento que asistirán personas y/o grupos de ciudadanos que en días pasados ejercieron actos de violencia y de amenazas [en contra de ellos, por lo que] no existen condiciones para garantizar nuestra seguridad”. (Vía: Proceso)

El regidor asistente Jorge Pallares del Partido Acción Nacional aclaró que la sesión solemne no tiene valor jurídico debido a que el número de regidores asistentes no era el necesario para serlo:

“Las sesiones solemnes también debe haber quórum y para que hubiera quórum tendríamos que contar con nueve por lo menos representantes, lo cual solamente lo tomamos como un informe pues mediático porque no podemos darle formalidad a esta sesión como tal.” (Vía: Aristegui Noticias)

Tampoco hubo ningún representante por parte de los poderes Ejecutivo y Legislativo en el evento al que normalmente suele asistir al menos un subsecretario de Gobierno y un integrante de la Mesa Directiva del Congreso local.

Durante la presentación del informe, el exfutbolista rompió en llanto y aprovechó el momento para hablar de las acusaciones que en los últimos meses se han realizado en su contra y pidió que lo dejaran trabajar:

“Me siguen difamando y ya estuvo bueno, en primer lugar: mi candidatura fue legal y la gente votó por mí, tengo todo el derecho de ser presidente municipal… y no me lo van a quitar. El Tribunal Electoral es la única autoridad que puede decir: ‘cumple con los requisitos o no’, y ya dijo que sí (los cumplí) en su momento. Ya es cosa juzgada. Me quisieron revocar el mandato, luego me quisieron suspender del cargo y ahora quieren hacerme un juicio político por algo que no es cierto”. (Vía: Proceso)

El discurso de Blanco continúo con emotividad al hablarle a “su pueblo” con el que, aseguró, se siente identificado porque él mismo viene de abajo. Alegó que se debe a la gente y que no va a traicionar a sus votantes aun cuando deba defenderse hasta del propio partido que lo postuló: “Yo escucho a los más necesitados, porque soy como ellos. Ahora que estuve en protesta en la Catedral, venía la gente a apoyarme. La gente vino a pedir que no me rajara, y no me voy a rajar.” (Vía: Proceso)

Después de que en los recientes días el gobernador del estado de Morelos, Graco Ramírez, declarara:“cuando tienes habilidad en las piernas nada más, es muy difícil que puedas gobernar solamente con las piernas”; durante la sesión el exfutbolista aprovechó también para responder a todos lo que lo han criticado por no saber de Derecho ni de política y aseguró que lo que sí sabe es cómo ayudar a la gente así como que para hacer “política de bien” se debe ser honrado y auténtico.

Publicidad