Navidad de desechos en la CDMX

CDMX

Según información de la Secretaría de Obras de CDMX, durante diciembre y enero aumenta aproximadamente un 30% la producción de desechos a causa de las fiestas de fin de año. Es decir que durante estos meses aumentan casi 4 mil toneladas diarias de basura, dicho de otra forma, cada persona pasa de producir 1.5 kg de basura diaria a 4kg, que es más del doble.

Durante esta época, la proporción de desechos está dada por la densidad de población que tiene cada delegación, por tanto es Iztapalapa la que produce más basura con un total diario de 2.2 toneladas; la siguen Gustavo A. Madero con 1.7 toneladas diarias y la Cuauhtémoc con 1,2 toneladas, estas tres delegaciones producen el 41% de la basura total de CDMX. Pero, según información de la Secretaría del Medio Ambiente de la ciudad, durante todo el año la generación de basura es distinta ya que la delegación Cuauhtémoc es la que más produce per cápita con un total 2.4 kg, seguido por Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza con 2,2 y 1,97 respectivamente. 

Según Oscar Veles, director de la asociación Revive México A.C., hay un incremento de distintos tipos de contaminantes durante las fiestas de fin de año debido a cuestiones que tienen que ver con una mayor utilización de productos no biodegradables, con un aumento de desechos provenientes de los regalos y de la propaganda publicitaria, con un mayor uso de energías como luz y gas, por la utilización de pirotecnia, etc.. Dicho de otra forma, en diciembre y enero aumenta la producción de desechos inorgánicos, los cuales llegan a ascender a un 60%, de los cuales un 35% son empaques vacíos.

Estos desperdicios son producto del aumento de consumo por el fin de año, debido a que es en esta época donde las personas aumentan su poder adquisitivo. De tal forma, desde varias asociaciones de la sociedad civil, se recomienda no usar moños, envolturas y bolsas de plástico y cajas para los regalos debido a su poca durabilidad y baja reutilización. Asimismo, también durante esta época aumentan los desechos electrónicos debido a que es en este periodo cuando la gente aprovecha para comprar y renovar sus electrodomésticos.

El manejo de desechos electrónicos resulta demasiado costoso ya que se necesitan especialistas que evalúen las piezas que se pueden reutilizar, así como otras que necesitan manejos especiales debido a los materiales que los componen. En ese sentido, según el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático el 42% de las personas tira sus electrodomésticos al camión de la basura, mientras un 34% los regala, un 13% los regala y un 11% los pone en venta.

Según las instituciones encargadas del medio ambiente y varias organizaciones civiles, la mejor manera de reducir la producción de desechos es a través de ya sea evitar el uso de envolturas, o bien de reutilizar las bolsas con el fin de no desecharlas inmediatamente. Del mismo modo recomiendan que si se encuentra dentro de sus posibilidades, adquirir iluminación LED con el fin de reducir el consumo de energía ya que con los adornos se dispara su uso, el cual también altamente contaminante. (Vía: Animal Político)

Publicidad