Científicos del IPN investigan posibles beneficios del aceite de oliva para combatir el Parkinson

En una investigación publicada recientemente, los científicos del IPN detectaron semejanzas entre la dopamina y el aceite de oliva, por lo que podría ser un protector natural de las neuronas ante el Parkinson
(Imagen Twitter @IPN_MX)

Un equipo de científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) publicó una investigación sobre los posibles beneficios del aceite de oliva en contra del Parkinson.

También te recomendamos: IPN diseña dispositivo que puede detectar el coronavirus en 15 minutos usando el celular

En la investigación publicada en la revista científica Toxicology Research and Application se señala las semejanzas entre el aceite de oliva y la dopamina, un neurotransmisor involucrado en proceso complejos como el movimiento, la socialización y las emociones. Asimismo, se menciona que en los pacientes con Parkinson se ha detectado que las células encargadas de producir la dopamina, mueren, afectando severamente el control motriz.

Basados en el parecido entre la dopamina y el aceite de oliva, el equipo de científicos investigó si este aceite puede proteger a las neuronas de los estragos del Parkinson. Con el fin de profundizar en esta hipótesis, los científicos suministraron aceite de oliva a un grupo de ratones con Parkinson inducido. Mientras que a otro grupo de ratones le suministraron aceite de maíz o solución salina.

En el caso de los ratones que recibieron aceite de oliva, lograron un mayor desempeño en las pruebas motrices. Además, mejoraron en aspectos como la fuerza muscular, contrario a los ratones que recibieron solución salina o aceite de maíz.

“El aceite de oliva extra virgen reduce la toxicidad inducida [en los ratones] a juzgar por el desempeño en las pruebas de comportamiento motriz y el número total de neuronas en las regiones analizadas del cerebro. Por el contrario, el aceite de maíz solo proporcionó cambio discretos en las evaluaciones histiológicas y de comportamiento” afirman los investigadores.

Aún queda investigación por delante

Los científicos afirman que aún hay mucha investigación por delante antes de decidir el mejor procedimiento para suministrar aceite de oliva en pacientes con Parkinson. Esto porque la forma en la que actúa el aceite en el cuerpo humano no ha sido totalmente descifrada.

“A pesar de los numerosos beneficios del aceite de oliva, aún se desconoce la sustancia activa que confiere los efectos deseados y el mecanismo por el cual actúa. Nuestras observaciones pueden ayudar a entender los efectos positivos de algunos aceites naturales en la neurodegeneración inducida por algunas toxinas”, se indica en el estudio.

Con información de Noticieros Televisa