¿El sargazo podría ser bueno para la vida marina?

Aunque medios han asegurado que el sargazo es bueno para la naturaleza, esto podría no ser tan cierto
¿EL sargazo podría ser bueno para la vida marina? (Imagen: twitter)

El sargazo no invadió el Caribe de la noche a la mañana se trata de un problema que distintos gobiernos han decidido ignorar. Esta macroalga podría haber visto incrementado su crecimiento como un efecto más del cambio climático, sin embargo, los investigadores no descartan otros factores. Tampoco dejan a un lado los posibles beneficios que podría traer el uso de esta alga para el medio ambiente y, en cierta medida, la vida marina.

Han pasado varias semanas en las que hemos escuchado más del sargazo que desde las primeras amenazas de su llegada en el 2015. Se han realizado diversos reportajes mediante los que se intentan explicar las repercusiones económicas tanto en el turismo como en el medio ambiente tras la llegada de esta alga. Inclusive el presidente López Obrador ha puesto en marcha junto con la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) e investigadores del CONAHCYT para combatir y , en la medida de lo posible, reutilizarla.

Sin embargo, hasta el momento nada parece dar resultado pues la mancha oscura que ennegrece las aguas que solían ser azules y cristalinas parecen no irse. Alrededor de 100 toneladas de sargazo son retiradas diariamente en las playas del armen, Quintana Roo. Por más de ocho horas trabajadores de la empresa Ar.Co limpian las playas con palas, trinches e inclusive excavadoras para limpiar las playas. Aunque logren avanzar un poco, saben que día con día verán la misma mancha voraz que oculta el mar. (Vía: El Universal)

¿El sargazo puede ser bueno?

No vamos a mentirnos, la situación está fuera de control y no sabemos si las estrategias planteadas por el gobierno realmente sirvan. No obstante, hay otras verticales en esta historia que pueden aligerar un poco lo que está sucediendo. La primera es fabricar ladrillos con sargazo y materia orgánica, esta mezcla es resistente y aísla el calor. Inclusive no requiere de pegamento pues la composición en sí misma es pegajosa por lo que los bloques entre sí se adhieren con facilidad. 

También se ha señalado que puede ser bueno, en este sentido, se afirma que el campo de sargazo sirve como un refugio para algunas especies de peces y animales marinos. Así mismo se impide el paso de la luz solar hacia la profundidad del mar. No obstante ambas afirmaciones pueden quedar cortas si pensamos en los procesos químicos que se desencadenan tras la putrefacción de la planta. Tan sólo es necesario ver cómo el agua cambia de coloración ante grandes cantidades de sargazo. 

Hasta el momento lo seguro es que cualquier afirmación debería acompañarse con un signo de interrogación pues aún no hay información suficiente para descartar el daño que esta alga produce o los presuntos beneficios que algunos medios afirman.