¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ignorar a tus compañeros de oficina puede reducir el estrés del trabajo

Psicóloga recomienda ignorar a tus compañeros de oficina para reducir estrés del trabajo
Psicóloga asegura que ignorar a tus compañeros de trabajo puede ayudar a combatir el estrés

¡Es real! La psicóloga Ulrika Leons sostiene que ignorar a tus compañeros puede reducir el estrés del trabajo. Además propone dejar de usar el celular para “distraerse” y en lugar de eso sólo no hacer nada. Asegura que hay que dejar a la mente descansar para evitar un desgaste mental.

También te puede interesar: Tu jefe tendrá que cuidarte del estrés a partir de hoy

¿Te ha pasado que estás muy concentrado trabajando, ya casi terminas tu idea y de la nada te interrumpen? Que si los ayudas con esto, que si revisas aquello, que si los acompañas a comer. El proceso para volverse a concentrar implica doble trabajo para el cerebro. Por lo tanto, terminas mentalmente más cansado.

Soluciones hay muchas. En un reporte de Business Insider, Ulrika Leons propone que no se moleste a ningún compañero cuando tenga audífonos, llegar más temprano cuando la oficina está más vacía o hasta cerrar los cubículos de trabajo para evitar distracciones visuales.

Estos procedimientos ayudan a evitar el “burnout”, una enfermedad que ya fue reconocida por la OMS. El trastorno es consecuencia del estrés laboral crónico y se presenta como agotamiento mental, emocional y físico, una actitud distante ante el trabajo y todo lo que te rodea y una constante sensación de ineficacia.

El “burnout” generalmente ocurre porque estamos tan llenos de estímulos que nuestra mente nunca descansa. Y cuando digo nunca me refiero a nunca. Usamos el celular en el camión, en el metro, hasta en el baño. Ulrika Leons sostiene que llenamos al cerebro de estímulos externos y no lo dejamos descansar. Hemos dejado de lado el maravilloso arte de no hacer nada.

Ella propone que, en lugar de ver tu celular para distraerte del trabajo, mejor veas la ventana. Que veas al horizonte y no hagas nada por unos minutos. Que vacíes tu mente. Y que por fin dejes a tu cerebro descansar.

También recomienda tomar en cuenta nuestros picos de productividad. Hay gente que trabaja mejor en la mañana y otras personas que trabajan mejor en la noche. Dependiendo de lo que mejor te acomode, haz la parte más pesada del trabajo en ese momento, y deja las cosas más relajadas para después. Así aprovechas tu propia productividad y el cerebro no tiene que activarse constantemente.

En resumen: déjate descansar. Aislarse de los compañeros también está bien. A veces no hacer nada también es hacer algo. 

Con información de Business Insider.