Chiflan y abuchean a Margarita Zavala en Central de Abastos [VIDEO]

Como acto de campaña… perdón, como “visita casual y para nada planeada”, Margarita Zavala fue a la Central de Abastos de la Ciudad de México en medio de guardasespaldas y acompañada de dirigentes de la Central y, en medio de la sesión de fotos, locatarios, marchantes y el público en general comenzaron a chiflarle y abuchearla.

A nadie le queda duda de que estamos ya en plena pre pre pre campaña presidencial para el 2018: unos publican libros, otros siguen con sus giras nacionales, otros se van al extranjero a “poner el nombre de México en alto”, pero todos, absolutamente todos, tienen bien planeado todo lo que dirán, todo lo que harán y todos los lugares que visitarán para que, cuando ahora sí empiece -legalmente- el relajo, ya todos sepan por dónde andan.

Hay una parada obligada para toda campaña que se precie de serlo: el “baño de pueblo”. La clase política (y en particular el panismo) no está muy… digamos, conectada, con la vida cotidiana de los millones y millones de mexicanos que dicen “conocer muy bien”, así que se amarran “de tripas corazón”, reclutan a cuantos guardaespaldas pueden y van a los barrios, a los mercados o a algún ligar que, previamente, ha sido preparado para que su visita sea de lo más “tradicional” (pero también de lo más controlada).

A Margarita no’más no le salió bien su puesta en escena: desde el comienzo, los locatarios y marchantes del a Central de Abastos no dejan de verla a ella y a su séquito como una cosa rara, y en la propia expresión y lenguaje corporal de la aspirante a la presidencia se nota que no se halla cómoda, intenta saludar un par de veces, pero desiste, un extraño se para a saludarla, pero ella no frena el paso y sigue y sus guardaespaldas se arremolinan a su alrededor. (Vía: Sin Embargo)

Empiezan los silbidos cuando ella se para, quesque casualmente, a comprar papas. Los abucheos y reclamos aumentan y las caras de todos en el grupo de Zavala se ponen tensas… y es que, ¡¿a quién demonios se le ocurrió que era una buena idea que Margarita Zavala fuera a la Central de Abastos?!

Margarita Zavala no es ninguna desconocida: es la esposa del presidente que inició una guerra contra el narcotráfico que ha costado la vida de más de cien mil personas, que ha desaparecido a más de veinte mil mexicanos y que ha desplazado, por lo menos, a medio millón; es un personaje que, en su carrera política, no ha dudado en decir que “reiniciaría” la guerra porque “entonces sí se combatía” (y por “entonces”, se refiere a la administración de su esposo), y es alguien que, si bien no firmó nada, ni, técnicamente, es responsable de nada, al menos ha colaborado con su silencio.

De nuevo: ¡¿A quién se le ocurrió que era una buena idea llevar a Margarita Zavala a la Central de Abastos?!