Padres de dos víctimas dentro del Tec presentan denuncia por homicidio: ‘no buscamos dinero, queremos justicia’

Actualización 31 de octubre: Los familiares de dos de los estudiantes fallecidos al interior del campus Ciudad de México del “Tec” presentaron una denuncia por homicidio contra quien resulte responsable ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX).

La denuncia, indicó Gabriel Regino, abogado de las dos familias, parte de la negligencia y omisiones de seguridad de las autoridades del Tec, ya que, asegura, varios reportes de alumnos y personal docente informó sobre los daños que los puentes que colapsaron habían sufrido tras el sismo del pasado 7 de septiembre. (Vía: La Jornada)

A pesar de ello, las autoridades no hicieron nada, lo que provocó, indirectamente, la muerte de cinco jóvenes y que cuarenta resultaran heridos tras su derrumbe.

Los padres dijeron en una improvisada conferencia de prensa en las instalaciones de la PGJ-CDMX que no buscan una remuneración económica, sino que se haga justicia.

En la denuncia se solicita a las autoridades capitalinas que se entreviste a los titulares de planta y seguridad del campus, así como al ingeniero que certificó la integridad de las instalaciones. (Vía: Animal Político)

Si bien la denuncia se ha levantado por homicidio, indicó Regino, serán las autoridades las que determinen la clasificación del delito: si fue o no una responsabilidad directa (es decir: culposo o doloso)

En un comunicado, el Tec señaló diez puntos como su respuesta ante la denuncia penal, muchos son solo comentarios (como que la empresa, desde el comienzo, “ha acompañado” a los familiares y busca “mantenerlos en su comunidad”… ajá…) pero hay dos puntos importantes en el comunicado, por demás burocrático.

Primero, que el peritaje publicado la semana pasada “demostró” que el colapso no fue por el daño, sino por fallos en el diseño, y, dos, en un estilo tan Poncio Pilatos que sorprende:

No corresponde al Tec señalar culpables, sino a la autoridad que está realizando su investigación y deslindará responsabilidades” (Vía: Excélsior)

********************

A través de un video en sus redes sociales, el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM), publicó los resultados del peritaje realizados por una firma externa de los daños causados por el sismo del pasado 19 de septiembre que provocaron la muerte de 5 estudiantes e hirieron a 41.

Los resultados, que no tienen todavía un aval oficial ni legal (o, al menos, el ‘Tec’ no ha informado de ello), fue que la mezcla entre el diseño de los edificios, lo fuerte del sismo y un mal cálculo en las ménsulas que soportaban los puentes fue lo que provocó su colapso tras el sismo. (Vía: Animal Político)

Ajá: un “error de cálculo” fue lo que cobró la vida de cinco alumnos de la institución. Así. Sin más.

El titular del despacho responsable del peritaje, García Jaque e Ingenieros, fue el responsable de explicar los resultados. En varias ocasiones repitió que el diseño del edificio (techos altos y “espaciosos”) estaba dentro de la norma de la Ciudad de México, pero no hizo lo mismo al mencionar los soportes que no pudieron mantener los puentes en su lugar el 19 de septiembre pasado. (Vía: El Financiero)

El vicepresidente de la región Ciudad de México, Rashid Abella Yunes, presenta al ingeniero y, entre frases cursis que no señalan en ningún momento nombres de constructoras ni los pasos legales que tendría que seguir la institución para señalar responsables (finalmente murieron cinco personas dentro de sus instalaciones), fuera de “haber entregado los resultados” a la Procuraduría capitalina.

Con toda la cara de tristeza que le pidieron que hiciera detrás de cámaras, insistió en la “unidad y resiliencia” que “caracteriza” a la comunidad del Tecnológico de Monterrey. (Vía: Reforma)

Otra clara omisión del vicepresidente de región fue anunciar el regreso a clases del campus. Mientras cientos de alumnos siguen pagando colegiaturas completas por clases en línea y la Secretaría de Educación Pública anuncia que podrían retirarle el permiso, pareciera que lo más importante para las autoridades del ‘Tec’ son las relaciones públicas.